Para Facebook el ‘fact checking’ en elecciones no aplica con políticos

 Para Facebook el ‘fact checking’ en elecciones no aplica con políticos

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Facebook se ha mostrado comprometido con su lucha contra la desinformación, especialmente en tiempos electorales. La red social cuenta con una serie de estrategias que atacan las noticias falsas y los perfiles que las difundan. 

A raíz del escándalo de Cambridge Análytica, regularmente la compañía informa que elimina cientos de cuentas falsas y otras relacionadas con la publicación de contenidos de odio.

Por ejemplo, este martes, Facebook reveló que cerró varias páginas de su plataforma que expresaban opiniones favorables al presidente de Estados Unidos, Donald Trump. A lo largo de este 2019, la firma también lo ha hecho con cuentas que buscaban influir en las protestas de Hong Kong y en el conflicto de Siria.

En el caso colombiano, la compañía de Mark Zuckerberg también se ha mostrado comprometida en contribuir con las próximas elecciones de alcaldes que se celebran el 27 de octubre en el país.

Facebook ha comunicado que pondrá en práctica cuatro herramientas para ayudar a tener una transparencia electoral. Desde sistemas de verificación para remover cuentas falsas y botones de información en la plataforma, hasta un centro de operaciones electorales ubicado en California (EE. UU.) y distintas alianzas con colectivos locales para realizar ‘fact checking’, es decir, verificar la información.

Actualmente, la compañía tiene un programa de verificación de terceros desde hace tres años, el cual está presente en 5 países y en el que trabajan 55 verificadores alrededor del mundo. En Colombia, operan con Colombiacheck (Consejo de Redacción), La Silla Vacía y la agencia internacional de noticias AFP.

Sin embargo, en un comunicado escrito por Nick Clegg, vicepresidente de Asuntos Globales y Comunicaciones de la compañía, Facebook indicó que «exime a los políticos de nuestro programa de verificación de hechos de terceros».

La red social argumenta que las declaraciones de políticos en la red social se mentendrán por fuera de los controles de discurso, incluso si infringen las políticas de uso.

Su razón es que no creen «que sea un papel apropiado para nosotros arbitrar debates políticos y evitar que el discurso de un político llegue a su audiencia y esté sujeto a debate público y escrutinio».

Con ello, las alianzas con los verficadores de contenido se limitan a lo que hacen los usuario. «No enviaremos contenido orgánico o anuncios de políticos a nuestros socios externos de verificación de hechos para su revisión», reafirman y proponen que «cuando un político comparte contenido previamente desacreditado, incluidos enlaces, videos y fotos, planeamos degradar ese contenido, mostrar información relacionada de verificadores de hechos y rechazar su inclusión en anuncios».

A semanas de las elecciones, queda ver cuáles serán los nuevos esfuerzos de la red social para evitar nuevos escándalos.

Contenido tomado de: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar