Microsoft le gana a Amazon en jugoso contrato con el Pentágono

Tras meses de feroz competencia entre los gigantes tecnológicos AmazonWeb Services (AWS) y Microsoft, el Departamento de Defensa de EE. UU. anunció la adjudicación de un gigantesco contrato de almacenamiento de datos en la nube a la compañía de software fundada por Bill Gates.

Con esa decisión, Microsoft ganó un acuerdo por el orden de los 10.000 millones de dólares, cuya idea es «modernizar los sistemas informáticos militares de Estados Unidos», conocidos bajo el acrónimo de JEDI, durante los próximos diez años.

Según la directora de información del Departamento de Defensa de EE.UU., Dana Deasy, «la estrategia de Defensa Nacional dicta que debemos mejorar la velocidad y efectividad con la que desarrollamos y desplegamos capacidades técnicas modernizadas para nuestras mujeres y hombres uniformados». Además agregó que «este contrato es un paso importante en la ejecución de la estrategia de modernización digital».

Antecendentes

Amazon Web Services era considerado como el principal competidor para proporcionar la tecnología en la nube para JEDI.

Según la firma de investigación de mercado Gartner, para el año 2018 Amazon Web Services era el líder en la participación de mercado con el 47.8 por ciento. Además, la compañía ya proporciona servicios de informática en la nube para entidades gubernamentales como la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA por su sigla en inglés).

Sin embargo, el Pentágono anunció en agosto el aplazamiento de su licitación a la espera de que el nuevo ministro de Defensa, Mark Esper, le diera luz verde.

Por otra parte, el pasado mes de julio, el presidente Donald Trump, que públicamente y en reiteradas ocasiones ha arremetido contra Amazon y su fundador, Jeff Bezos, dijo que había escuchado «quejas de diferentes compañías como Microsoft, Oracle e IBM» sobre el proceso de licitación de JEDI y anunció que le «echaría un vistazo».

Por su parte, los observadores del proceso manifestaron su preocupación porque consideraron que la licitación se vería influenciada de manera inapropiada, teniendo en cuenta que las leyes federales de Estados Unidos prohíben que los políticos, incluido el presidente, influyan en la adjudicación de contratos.

Reacciones

Según el portavoz de Amazon, Drew Herdener, la decisión los tomó por sorpresa, además reiteró que «Amazon Web Services es el líder claro en computación en la nube, y una evaluación detallada y enfocada sobre las ofertas comparativas claramente llevaba a una conclusión diferente».

Por su parte, Microsoft no se ha pronunciado de manera oficial, sin embargo, la adjudicación del contrato ha generado controversia entre los mismos empleados sobre si los gigantes de internet deberían participar en la industria de la defensa.

Es así, como en la cuenta de Twitter de los trabajadores de Microsoft, @MsWorkers4, los empleados manifestaron estar preocupados por la aceptación del contrato por parte de la compañía que los emplea y expresaron: «como trabajadores de Microsoft, ahora somos cómplices de aumentar la letalidad del Departamento de Defensa de los Estados Unidos».

Por su parte, Google ya se había retirado un año atrás. El gigante tecnológico estimaba que podría entrar en contradicción con sus «principios» éticos. En particular, dijo que «no había recibido la garantía» de que este contrato «sería coherente con (sus) principios en materia de inteligencia artificial».

A pesar de las críticas en Silicon Valley sobre las colaboraciones con el ejército o la policía, Microsoft y Amazon habían defendido, poco después de la retirada de Google, su participación en el llamado a licitación.

De hecho, antes de conocerse la decisión de la adjudicación del contrato, Bezos había señalado que el país estaría «en problemas» si «las grandes compañías tecnológicas le daban la espalda al Departamento de Defensa estadounidense».

De igual manera y contrario a la posición de algunos empleados de la compañía ganadora de la licitación, Brad Smith, presidente de Microsoft había publicado en un blog semanas atrás, que «todos los que viven en este país (Estados Unidos) dependen del poder de la defensa», defendiendo la intención de la compañía de seguir adelante para trabajar con la entidad del Gobierno.

Contenido tomado de: El Tiempo

Te puede interesar