Cómo se puede luchar contra la contaminación por el transporte

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Una investigación de la Universidad de Chicago, basada en su Índice de Calidad de la Vida del Aire, demostró que una mala calidad del aire puede reducir la esperanza de vida de cada persona en 1,8 años.

Además, un estudio publicada por el European Heart Journal dice que la contaminación del aire es culpable de 8,8 millones de muertes prematuras al año en todo el mundo.

Y aunque este problema puede ser provocado por diferentes fuentes, «las emisiones de escape de carros, camiones y buses se encuentran entre los principales contribuyentes», aseguró el Banco Mundial.

«Estamos cubriendo nuestras necesidades de movilidad de manera efectiva a expensas de nuestra esperanza de vida», agregó la entidad.

Aun así, ¿se pueda hacer para luchar contra la contaminación del aire producida por el transporte? Según el Banco Mundial, sí.

Los consejos

El organismo habla de una serie de prácticas que se podrían aplicar, o fortalecer, en países en desarrollo, como Colombia, para reducir el impacto ambiental de los medios de transporte.

El Banco, basándose en trabajos de la ONG Movilidad Sostenible Para Todos (SuM4A, por sus siglas en inglés), dio a conocer los consejos que promoverían una movilidad más ecológica y así ayudar a las ciudades a respirar mejor.

– Restricciones de conducción. Si bien ya se aplica en Colombia y en otros países bajo la modalidad del ´pico y placa´, la entidad dice que es esencial brindar opciones de transporte público de calidad para maximizar los beneficios de las políticas de restricciones de manejo, pues muchas personas pasan por alto este tipo de restricción utilizando otros medios de transporte privados.

– Electrificación. La opción de migrar de vehículos que dependan de combustibles fósiles a aquellos que sean eléctricos es una gran solución. Eso sí, es importante asegurarse de que la electricidad utilizada para alimentar los vehículos provenga de fuentes sostenibles.

– Reglamentos de importación de vehículos de segunda mano.
Hay que evitar importar vehículos de segunda, que tienen muchos años de antigüedad y no tienen convertidores catalíticos para reducir las emisiones de gases tóxicos, lo que contribuye significativamente a la contaminación del aire.

– Zonas de baja emisión (LEZ). Crear este tipo de lugares en las ciudades, donde solo pueden ingresar vehículos que cumplan con los estándares de emisión especificados. Estas LEZ ya existen en Europa.

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar