Duro rifirrafe entre la ‘Vice’ y el gobernador de Nariño por glifosato

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

En el marco de la Cumbre de Mandatarios del Pacífico, el gobernador de Nariño, Camilo Romero, aprovechó la presencia de la vicepresidenta de la República, Marta Lucía Ramírez para pedirle que «honre su palabra» y cumpla con la sustitución de cultivos y «deje de insistir en el camino equivocado del glifosato».

La vicepresidenta dice que aunque «prefiere la sustitución de cultivos» la idea es erradicar el narcotráfico «sí o sí», y no hay otra opción para ello.

Junto con la petición de abandonar el uso del glifosato, el gobernador entregó la firma de 50.000 familias dispuestas a sustituir los cultivos ilícitos y que, según lo denunció el mandatario local, «no se les ha dado respuesta» a su ofrecimiento.

Romero aseguró que los costos de la aspersión por glifosato son «72 millones de pesos por hectárea» y afirmó que «tenemos un gobierno dispuesto a gastarse el doble de lo que cuesta la sustitución de cultivos que tiene un costo de 36 millones de pesos por hectárea».

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez no dudó en responderle al gobernador y dijo también, respexto a las firmas recolectadas por el gobernador de las 50.000 familias que piden la restitución de cultivos, que «las familias que estaban involucradas en la coca durante el acuerdo con las Farc, han debido ser esas y nada más que esas (…)» pues afirma, la siembra puede «seguir creciendo exponencialmente», con el pretexto, «es que van a llegar nuevos y nuevos a firmar compromisos con el acuerdo», agregó Ramírez.

Por su parte, el gobernador de Nariño le pidió a la vicepresidenta «no desviar el debate» ya que su reclamo no fue por la erradicación de cultivos sino por el uso del glifosato.

«Aterra la lógica del todo vale, del sí o sí. No puede ser la lógica de un gobierno. Menos pasando por encima de la gente», señaló Romero.

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar