Presidente Duque acepta fallo a objeciones, pero critica libertad de Santrich

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Con observaciones, el presidente Iván Duque anunció su acatamiento a la sentencia de la Corte Constitucional que negó definitivamente sus objeciones a la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) y le hizo severas críticas al hecho de que el exguerillero de las Farc Jesús Santrich, acusado de participar en una acción criminal para enviar droga a los Estados Unidos, quede en libertad.

Los dos hechos representan un revés para el presidente Duque, frente a los cuales el mandatario, en todo caso, no se va a quedar con las manos cruzadas.

Con las objeciones, el jefe de Estado buscaba que se aclare la manera como los victimarios deben reparar a las víctimas, que el Alto Comisionado para la Paz sea el encargado de verificar quiénes son las personas que participan en el proceso de desmovilización, que defina en qué circunstancias las investigaciones contra personas sometidas a la JEP se suspenden en la justicia ordinaria, que los delitos de lesa humanidad no puedan ser juzgados por la justicia transicional, que se precise el proceso de extradición de personas por conductas posteriores a la firma del acuerdo de paz y que no se condicione la extradición de otras personas al ofrecimiento de la verdad sin establecer ningún tipo de término.

El presidente Duque quedó obligado a sancionar la ley que definió los ejes fundamentales a la luz de los cuales serán juzgados los autores de delitos graves cometidos con ocasión del conflicto armado. Pero hizo sus advertencias.

«Puedo decir con la frente en alto: la decisión que toma la Corte Constitucional la acato como colombiano y defensor de la legalidad, pero nunca dejaré de defender los principios que han motivado al pueblo colombiano para que tengamos una paz con justicia, una paz en la que todos creamos y así seguiré procediendo todos los días de mi vida», aseguró.

El presidente también ha sido insistente en observar públicamente que Santrich debe ser enviado en extradición a los Estados Unidos por considerarlo responsable del envío de droga a ese país.

De hecho, este miércoles en la tarde, luego de conocer la decisión de la Corte Suprema de Justicia que ordenó su liberación, el Presidente aseguró que Santrich «es un mafioso, y las evidencias que conoce el país son las de un mafioso que estaba negociando el envío de un cargamento de cocaína, y por esa razón, con evidencias también nuevas, se procedió hace pocos días a su captura en unos hechos que claramente ocurrieron después de la firma de los acuerdos».

Dijo, además, que tiene la ilusión y la esperanza de que «conforme a la evidencia se proceda con la sanción ejemplarizante de este criminal, de este narcotraficante, porque los colombianos queremos genuina verdad, genuina justicia, genuina reparación y genuina no repetición».

Por otra parte, los partidos políticos, de una y otra orilla, celebraron y atacaron las dos decisiones de los altos tribunales. Los sectores en la oposición defendieron lo actuado por las cortes.

«La Corte nos ha dado la razón. Con su fallo de hoy han ganado la paz y la justicia, porque con ley estatutaria podrá trabajar la JEP con más celeridad y más seguridad», trinó el senador Roy Barreras, del partido de la U.

«Me huele a podredumbre, a corrupción, a politiquería. Cuando unos magistrados, sobre todo en una alta corte como es la Constitucional, la guardiana de la Constitución, hace lo que acaba de hacer, tumbando las objeciones, es cuando se halla una muestra más de que la justicia y la Rama Judicial se deben reformar por el bien de los colombianos y del país», dijo el senador uribista Ciro Ramírez.

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar