[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Tras permanecer varios meses al margen de las actividades públicas el exjefe de la guerrilla de las Farc Iván Márquez reapareció en un video en el que denunció el incumplimiento de lo pactado en la Habana y pide apoyar a Venezuela.

En la grabación de doce minutos Márquez señala a dos años de la firma de los acuerdos los avances son «desalentadores» pues en este periodo han sido asesinados 400 lideres sociales y 85 guerrilleros «lo que es una prospectiva de muerte aterradora». Añadió que el acuerdo buscaba alejar las armas de la política, pero que no está sucediento así.

El video fue un mensaje de Márquez a la XXIV Conferencia Rosa Luxemburg que se adelanta en Berlín (Alemania) señala la Agencia Bolivariana de Prensa, responsable de la publicación.

«Cambiaron el texto original del texto de La Habana violentando el principio de toda negociación», indicó Márquez en el video diciendo que se destruyó la Justicia Especial para la Paz (JEP).

«El Estado colombiano ha desestimado sus obligaciones internacionales de cumplimiento adquiridas en el acuerdo de La Habana«, señaló el exguerrillero tras afirmar que en Colombia la Fiscalía «no ha puesto en funcionamiento la Unidad de lucha contra el paramilitarismo».

Márquez afirmó que hay inseguridad jurídica para los excombatientes y uno de sus ejemplos fue Jesús Santrich y Anayibe Rojas Valderrama, alias Sonia deportada en septiembre del año pasado desde Estados Unidos en donde cumplió una pena por narcotráfico, además de esto también afirmó que otros 400 exguerrilleros no han quedado en libertar a pesar de que cuentan con los beneficios del acuerdo.

«La paz fue traicionada por el Estado colombiano que optó por la perfidia y el incumplimiento de lo pactado de buena fe», indicó Márquez.

Incluso señaló que Manuel Marulanda el máximo comandante de la guerrilla había advertido que «las armas debían preservarse como garantía del cumplimiento de los acuerdos». El gran error, dijo Márquez, fue negociar la dejación de armar sin conexión con la mesa central que había llegado a acuerdos en otros temas fundamentales.

«No queremos llorar sobre la leche derramada, no vamos a engañar a ningún guerrillero con el cuento de que todo está bien, que el gobierno está cumpliendo (…)
vamos a dar la pelea para tratar de recomponer las cosas y tratar de recomponer el daño», añadió tras insistir que mantendrán la bandera de la paz.

Finalmente pidió no dejar sola a Venezuela que dijo es objeto de «un ataque de la derecha» de la región.

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar