[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Michael Forst, el relator especial de la ONU, terminó su visita de 14 días en el país y aunque su reporte estará listo el martes dio detalles sobre la situación de los defensores de derechos humanos.

En principio dijo que ha visitado muchos países pero que la situación de Colombia es «dramática».

Tras reuniones con diferentes defensores y en diferentes regiones encontró que hay alto riesgo para estas personas y comenta Forst que los defensores están muy asustados por la situación.

Entre los hallazgos principales está el hecho de que mientras la tasa general de homicidios en Colombia se reduce, el asesinato de líderes sociales ha aumentado y una de las mayores preocupaciones, dice el enviado de la ONU, es la impunidad, algo que habló con el Fiscal General de la Nación, quien en otras ocasiones ha dicho que el esclarecimiento de estos crímenes está en cerca del 50%.

De otro lado, Forst comentó que tras reunirse con el Gobierno encontró que desde las más altas esferas de la presidencia de Iván Duque hay voluntad de proteger a los líderes y de tener una buena política de protección.

Ante esto, dijo el relator, que confía en la voluntad y palabra del Gobierno pero que hará un seguimiento a la situación y que si esta voluntad no se manifiesta en acciones concretas, lo denunciará públicamente.

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar