JEP insiste a grupo de mujeres violadas en Farc a presentar informes

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Dentro del caso 007 que abrió la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), sobre reclutamiento de menores y violencia sexual durante el conflicto, es clave que las mujeres que aseguran haber sido abusadas por exjefes de las extintas Farc hablen.

Por eso, el magistrado relator del caso, Iván González Amado, de la sala de Reconocimiento de Verdad y de Responsabilidad
le reiteró la invitación a la Corporación Rosa Blanca, que reúne estas mujeres que afirman, además, que fueron abusadas cuando eran menores dentro de las filas guerrilleras, a que presenten informes sobre los hechos victimizantes.

La JEP hizo ese llamado a inicios de marzo, con el auto de apertura del caso. Pero recientemente, el 26 de marzo, el magistrado González envió una carta a Bertha Alicia Suárez Casallas, representante legal de la Corporación Rosa Blanca, en la que le hizo de nuevo esa invitación.

Además, el magistrado le recordó que los informes son «el mecanismo idóneo para que la Sala obtenga o amplíe su conocimiento con respecto a hechos que comportan graves violaciones a los Derechos Humanos o infracciones al Derecho Internacional Humanitario, cometidos en el marco del conflicto armado».

De hecho, González para abrir el caso le señaló a Suárez Casallas que la Sala podía recibir la información, incluso a través de relatos de las víctimas, si aún no tienen sistematizados todos los casos que agrupa su organización. En todo caso, estos deben ser allegados de manera oficial «para que puedan ser analizados y eventualmente trasladados a los comparecientes».

La JEP, que no ha recibido respuesta de la Corporación, también tiene previsto decretar medidas de protección, si la presentación de informes o la participación de algunas víctimas podrían generar riesgos de seguridad.

Por su parte la Corporación Rosa Blanca hace una convocatoria en redes para reunir 150.000 dólares a través de donaciones, de los cuales ha reunido 19 millones de pesos. Ese dinero, afirman, es para que viaje «un grupo de niñas a denunciar las violaciones sexuales en las Farc y otros grupos a Estados Unidos y a la Corte Penal Internacional».

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar