Venezuela se cuela en cita del G20 en Argentina

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Los cancilleres del G20 abordaron este lunes en Buenos Aires temas claves de la agenda internacional como el comercio y el cambio climático, además de la situación de Venezuela un día después de las controvertidas presidenciales en las que fue reelecto Nicolás Maduro.

En dos sesiones a puerta cerrada en la sede de la Cancillería, los ministros de las veinte principales economías del globo coincidieron en posturas a favor del multilateralismo, aunque subrayaron la necesidad de impulsar prácticas comerciales más justas.

«El multilateralismo está expuesto a presiones y por eso nos parece tan importante que el G20 dé respuestas», declaró el ministro alemán de Exteriores, Heiko Maas, al afirmar que el rechazo al proteccionismo sigue en la agenda.

Su postura fue apoyada por su homólogo japonés, Taro Kono, quien destacó la importancia de «robustecer el crecimiento en todo el mundo desde el libre comercio y la innovación».

«Queremos seguir fortaleciendo el G20 para generar sociedades inclusivas», señaló en rueda de prensa.

– «Ruptura de la democracia» –

Aunque no figuró en la agenda oficial, el tema de Venezuela fue tratado en reuniones bilaterales y multilaterales este lunes en Buenos Aires.

Al margen de la cita, un grupo de países suscribieron una declaración desconociendo los resultados de los comicios presidenciales y anunciando que evalúan sanciones contra Caracas.

Argentina, Australia, Canadá, Chile, Estados Unidos y México subrayaron que «esta elección ilegítima es una clara demostración de la ruptura del hilo democrático en Venezuela», según el texto.

«Nuestros países consideran en este momento posibles medidas políticas, diplomáticas y financieras sancionatorias del régimen autoritario de Maduro, procurando no afectar con ello al pueblo venezolano que es la primera víctima de esta ruptura de la democracia venezolana», añade el comunicado, leído ante la prensa por el canciller argentino, Jorge Faurie.

Maduro, en el poder desde 2013, obtuvo el domingo 68% de los votos contra 21,2% del exchavista Henri Falcón, quien consideró que el proceso carecía de «legitimidad» y pidió una repetición de la votación, al acusar al gobierno de «compra de votos» y «chantaje» con los programas sociales.

El proceso estuvo marcado por una abstención de 52%, tras el boicot al que llamó la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) por considerar la elección una «farsa» para perpetuar a Maduro en el poder.

Según la declaración de Buenos Aires, «la solución para la crisis que tiene Venezuela debe ser alcanzada de forma pacífica y con el protagonismo de los propios venezolanos».

Los cancilleres también alertaron sobre el «alarmante agravamiento de la crisis humanitaria» de Venezuela e instaron al gobierno de Maduro a «sin demora recibir ayuda de la comunidad internacional en alimentos y medicinas, que son las necesidades esenciales en esta hora del pueblo venezolano».

Por separado, el subsecretario de Estado, John Sullivan, indicó que Estados Unidos «seguirá usando una amplia gama de medidas económicas y diplomáticas para prevenir que el régimen de Maduro destruya la democracia y la prosperidad de Venezuela».

Más temprano los comicios venezolanos habían sido rechazados por el Grupo de Lima, que reúne a 14 países americanos, en medio del creciente aislamiento internacional de Maduro.

– Futuro del empleo –

Al frente del G20 este año, Argentina buscó mostrar una cara positiva, pocos días después de sufrir un choque cambiario y mientras el gobierno negocia un auxilio financiero con el FMI.

El presidente Mauricio Macri había dado apertura al cónclave en una cena la noche del domingo, afirmando el compromiso de Argentina «con la cooperación internacional, con el multilateralismo y con la gobernanza mundial».

La cita sirvió además para un intercambio entre las dos potencias económicas, Estados Unidos y China. que reiteraron sus deseos a favor de una resolución mutuamente aceptable a su disputa comercial, días después de llegar a un marco de acuerdo para reducir el déficit comercial estadounidense.

Los diplomáticos también abordaron el futuro del empleo, una prioridad de la presidencia argentina del G20 2018, y que abarca aspectos de creciente interés global como la precarización y el acceso de las mujeres a la fuerza laboral.

El G20 de cancilleres, que se reunirá nuevamente en septiembre para preparar la cumbre de mandatarios de finales de año, no emitió una declaración final.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar