[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Según las acusaciones de Ucrania, Rusia habría captura ilegalmente tres de sus barcos en el Mar Negro  luego de abrir fuego contra ellos el domingo, una acusación que, de ser confirmada, podría iniciar una nueva y peligrosa crisis entre ambos países.

Aunque Moscú no respondió de manera inmediata ni directa a la acusación, las agencias de noticias rusas citaron al servicio de seguridad FSB diciendo que tenían una prueba irrefutable de que Ucranía había orquestado una provocación y que la la publicaría pronto.

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, convocó de inmediato a una reunión con sus principales jefes militares y de seguridad el domingo por la noche para discutir la situación.

La crisis se inició más temprano ese mismo día cuando Rusia impidió que las tres embarcaciones ucranianas entraran en el Mar de Azov a través del estrecho de Kerch, mediante la colocación de un buque de carga debajo de un puente controlado por Rusia.

Fuente: Reuters
[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar