Trump pide procesar al exjefe del FBI Comey encolerizado por su libro

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

«Débil», «filtrador y mentiroso», «baboso desleal»: el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, instó el viernes a procesar al despedido jefe del FBI James Comey, en una furibunda arremetida por la publicación de un esperado libro del exfuncionario.

En dos tuits, el mandatario desató su ira sobre el exdirector del Buró Federal de Investigaciones (FBI), a quien echó abruptamente, justo cuando Comey lanza sus memorias.

«James Comey es un probado FILTRADOR Y MENTIROSO. Prácticamente todos en Washington pensaron que debía ser despedido por el terrible trabajo que hizo, hasta que, de hecho, fue despedido. Filtró información CLASIFICADA, por la cual debería ser procesado», escribió Trump.

«Le mintió al Congreso bajo JURAMENTO. Es un débil y un baboso desleal que fue, como ha demostrado el tiempo, un terrible director del FBI. Su manejo del caso de la deshonesta Hillary Clinton, y los hechos que lo rodearon, pasarán como uno de los peores ‘trabajos chapuceros’ de la historia. ¡Fue un gran honor para mí despedir a James Comey!», añadió.

El presidente echó a Comey en mayo pasado, desconforme con la pesquisa sobre el uso de correos electrónicos de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado (por lo cual no fue procesada), y con la investigación de una posible confabulación de su campaña en 2016 con Moscú para perjudicar a su rival Clinton.

Casi un año después, Comey, que ya denunció en el Senado presiones de la Casa Blanca con relación a la trama rusa, retrata un presidente egocéntrico y con perfil mafioso en su libro «A Higher Loyalty» (Una lealtad mayor), que sale el martes.

– La Cosa Nostra, Kelly y Mueller –

Estar «en la órbita de Trump» me recordó mis años «como fiscal contra la mafia», dice Comey, describiendo los pedidos de «lealtad» de Trump como los de un padrino de la Cosa Nostra.

«El círculo silencioso de asentimiento. El jefe en control total. Los juramentos de lealtad. La cosmovisión de nosotros contra ellos. La mentira sobre todas las cosas, grandes y pequeñas, al servicio de algún código de lealtad que pone a la organización por encima de la moralidad y por encima la verdad», señala en fragmentos a los que accedió la AFP.

Según Comey, Trump no tiene claro lo que está bien y lo que está mal. «No es ético y está desvinculado de la verdad y los valores institucionales», asegura.

El exdirector del FBI compara la presidencia de Trump con un «incendio forestal» que «líderes éticos» deben tratar de contener. Y cuenta una «emotiva» llamada del general John Kelly, en la que el entonces secretario de Seguridad Interior y actual jefe de gabinete de la Casa Blanca amenazó con renunciar después de su despido.

«Le pedí que no hiciera eso, que el país necesitaba personas de principios en torno al presidente, especialmente este presidente», cuenta.

Comey respeta la naturaleza clasificada de la investigación de Robert Mueller, el fiscal especial que lo sucedió en la búsqueda de respuestas sobre la eventual connivencia del equipo de Trump con los rusos y la posible obstrucción a la justicia por parte del presidente.

Mueller, cuyo posible despido volvió a ser objeto de especulaciones esta semana, emitió hasta ahora 19 acusaciones, algunas a personas cercanas al presidente, pero ninguna vinculada con una eventual colusión con Moscú.

– «Lluvia dorada» –

Comey narra con asombro el momento en que el presidente le pidió que averiguara sobre «lo que llamó la ‘cosa de la lluvia dorada'», decidido a demostrarle a su esposa Melania que un supuesto video reportado por un exespía británico involucrándolo con prostitutas rusas años atrás no existía.

«Tengo fobia a los gérmenes. No hay forma de que deje que la gente orine sobre mí. De ninguna manera», dice Trump, citado por Comey.

«Honestamente, nunca pensé que estas palabras saldrían de mi boca, pero no sé si el presidente de Estados Unidos estuvo con prostitutas en Moscú en 2013», dijo Comey a ABC News, en adelantos de una entrevista que será emitida el domingo.

Los escándalos sexuales no son nuevos para Trump: la actriz porno Stormy Daniels y la conejita Playboy Karen McDougal dijeron recientemente haber recibido dinero para ocultar presuntos amoríos con él hace más de una década, cuando ya estaba casado con Melania.

El libro de Comey debería estar en la sección de ofertas de las obras de ficción, opinó el viernes la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, que dijo que el «pueblo estadounidense ve a través de sus descaradas mentiras».

Una encuesta del Washington Post-ABC News señaló que 70% de los estadounidenses apoya a Mueller en la investigación sobre Rusia y 58% quiere que se investiguen los supuestos pagos a mujeres para silenciar relaciones sexuales.

La oposición demócrata, que cuestionó a Comey por su manejo del caso de Clinton, lo defendió del arranque de ira de Trump.

«Las estrellas de reality TV tienen éxito con frases ingeniosas, pero los presidentes no», dijo el congresista Ted Deutch, al señalar la «incapacidad» de Trump para enfrentar las críticas «a la altura» de un jefe de Estado.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar