Rajoy saca adelante los presupuestos pese a la tormenta catalana

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El gobierno español de Mariano Rajoy logró este miércoles aprobar los presupuestos de 2018, decisivos para su supervivencia política, gracias al apoyo de los nacionalistas vascos, que hasta el último minuto se mostraron reticentes por la tutela impuesta a Cataluña.

Culminando los debates iniciados el lunes, la cámara baja del Parlamento respaldó este miércoles las distintas secciones del texto, que en cada votación alcanzó la mayoría estrictamente necesaria de 176 diputados sobre un total de 350.

Acabada la sesión, los diputados del gobernante Partido Popular, minoritario en la cámara baja (134 diputados), aplaudieron aliviados, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, recibió los abrazos de varios de ellos.

«Ha sido difícil», reconoció ante la prensa el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, felicitándose de una noticia «buena para los inversores».

«Que haya presupuestos ayuda sin duda a la recuperación económica», el crecimiento (que el ejecutivo espera del 2,7% este año), y la creación de empleo, en un país con la segunda tasa de paro más alta de la Eurozona, añadió.

El texto pasa ahora a manos del Senado, donde el PP tiene mayoría absoluta.

Entre los votos favorables estuvieron los de los cinco diputados del Partido Nacionalista Vasco (PNV), que en un comunicado anunció haber decidido, «por responsabilidad, votar Sí a los Presupuestos Generales del Estado».

Los presupuestos se han visto atrasados durante meses por los efectos de la crisis catalana, la peor en cuatro décadas de democracia en España.

El PNV, que tiene simpatías históricas con los nacionalistas catalanes, mantuvo el suspenso hasta el último minuto sobre si apoyaría al PP, a modo de protesta por la tutela impuesta a Cataluña desde el intento unilateral de secesión del pasado octubre.

La tutela debía levantarse una vez formado un nuevo gobierno regional en Cataluña. El presidente catalán, Quim Torra, propuso un ejecutivo con dos integrantes encarcelados y otros dos instalados en el extranjero y reclamados por la justicia española, una opción inadmisible para Madrid, que bloqueó la publicación del decreto de nombramiento.

– La clave: aumento de pensiones –

La autonomía catalana sigue por lo tanto intervenida por el gobierno central, pero finalmente, el PP y el PNV encontraron un terreno de entendimiento centrado en las pensiones, a las que se aplicará un aumento general indexado sobre la inflación (+1,6%). Los nacionalistas afirmaron también haber obtenido 540 millones de euros de inversiones en el País Vasco.

El acuerdo sobre las pensiones interesaba a ambas formaciones conservadoras, ya que por un lado el 40% de los votantes del PP son jubilados, y por otro lado las manifestaciones de pensionistas de los últimos meses fueron especialmente importantes en el País Vasco, donde el PNV es la fuerza hegemónica.

Por segundo año consecutivo, el gobierno de Rajoy sacó así adelante los presupuestos a cambio de cuantiosas concesiones al PNV, que por su lado se justificó diciendo que el levantamiento de la tutela a Cataluña es «inminente», a su entender.

El año pasado, los nacionalistas obtuvieron un paquete de 4.000 millones de euros para el País Vasco, que incluía ventajas fiscales e inversiones en líneas ferroviarias de alta velocidad.

El ejecutivo central hizo también otras concesiones para asegurarse los apoyos indispensables. A un año de las elecciones municipales, regionales y europeas de mayo de 2019, anunció que las 17 regiones del país recibirán del Estado central 4.000 millones de euros más que el año pasado, para atender la sanidad y la educación.

– El objetivo de Rajoy: sobrevivir –

A nivel político, el éxito en la votación del presupuesto es fundamental para la supervivencia de Rajoy hasta el final de legislatura, a mediados de 2020.

Con el presupuesto para 2018 adoptado, el dirigente conservador tiene la posibilidad de prorrogarlo en 2019 en el caso de no tener apoyos parlamentarios suficientes. Y de este modo podría aguantar hasta las elecciones legislativas de 2020.

«Si se aprueban los presupuestos, vamos a tener un gobierno que tiene garantizado completar la legislatura», vaticinó Antón Losada, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Santiago de Compostela, horas antes del desenlace de la votación.

Según él, una vez superado el escollo del presupuesto, Rajoy no tendrá más la presión del PNV. Y de esta forma se abrirá un nuevo escenario, ya que el presidente del gobierno podrá «convocar elecciones cuando le convenga», y también «ser bastante más contundente de lo que ha sido hasta ahora» en Cataluña.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar