Puigdemont dice que un federalismo de tipo suizo puede convencer a los catalanes

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El dirigente independentista catalán Carles Puigdemont dijo este miércoles que un federalismo de tipo helvético es «una idea que puede convencer a la mayoría de los catalanes», en una entrevista en la televisión suiza RTS.

«Estoy absolutamente convencido de que, si España estuviera organizada como Suiza, no habría habido ningún problema», afirmó Puigdemont, quien se encuentra actualmente en Bélgica y que viajará el domingo a Suiza para participar en una mesa redonda sobre el tema de la autodeterminación en el festival de cine y foro internacional sobre los derechos humanos (FIFDH) de Ginebra.

«Es una idea que se debe trabajar y tal vez es la que puede convencer a la mayoría de los catalanes», agregó en entrevista en francés.

En la organización federal suiza, los cantones, que disponen especialmente de su propia constitución, tienen sus parlamentos, gobiernos, tribunales, votan sus leyes y gozan de una muy amplia autonomía (fiscalidad, educación, policía, etc).

Puigdemont afirmó que no privilegia necesariamente la pista de la independencia y no descarta en principio una autonomía catalana en el seno del Estado español, aunque actualmente eso no es posible para él, por la intransigencia española.

«Creo que la mayoría de los independentistas catalanes mostraron en los últimos 40 años que podían trabajar en el marco de la autonomía, pese al hecho de ser independentistas: eso no quiere decir que no se aceptan otras posibilidades», dijo.

Interrogado sobre el rey de España, el dirigente catalán consideró que «perdió toda autoridad frente a los catalanes cuando eligió ir más allá de la Constitución española, que prevé un papel de árbitro, mediador, y (…) decidió apoyar claramente la posición política del gobierno de España».

Puigdemont consideró que es todavía «el presidente legítimo» y que fue apartado «de manera ilegal del poder».

Al explicar que prefirió el exilio a la cárcel, afirmó que no tiene «vocación de mártir». «Tengo vocación de presidente y debo seguir defendiendo a Cataluña ahí donde sea más inteligente y útil defenderla», subrayó.

En relación con su visita a Suiza, el Departamento Federal de Relaciones Exteriores (DFAE) recordó en un comunicado que el asunto de Cataluña es «un asunto de política interior de España».

«El estatuto de estadía de Puigdemont está regido por el derecho suizo y el acuerdo de libre circulación de las personas. Como ciudadano español, Puigdemont puede circular libremente en el espacio Schengen. Puede también pronunciar discursos políticos siempre y cuando respete el orden jurídico suizo», subrayó el DFAE.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar