Promulgada la ley sobre la salida de Reino Unido de la UE

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Los países occidentales miembros de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) presentaron un proyecto este martes para darle a esta instancia el poder de designar a los responsables de ataques con armas químicas, un proyecto al que Rusia se opone.

La reunión comenzó este martes en La Haya, en donde la OPAQ tiene su sede, y se produce mientras se espera que los inspectores de esta organización publiquen un esperado informe sobre el presunto ataque con gas sarín y cloro el 7 de abril en Duma, cerca de Damasco.

«Queremos reforzar a la organización», indicó la delegación británica ante la OPAQ en Twitter. «Queremos permitir que la OPAQ identifique a los responsables de ataques químicos», añadió.

Esta sesión especial del órgano más alto de la OPAQ, premio Nobel de la Paz en 2013, se convocó a pedido de Gran Bretaña, que estará representada por su ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson.

Londres tomó esta iniciativa unas semanas después del envenenamiento, con un agente nervioso, del ex doble agente ruso Serguei Skripal y su hija en Salisbury (suroeste de Inglaterra). Un ataque químico, el primero ocurrido en Europa en décadas, que el Reino Unido atribuyó a Rusia.

La cuestión de las armas químicas fue durante mucho tiempo tabú desde su aparición en los campos de batalla durante la Primera Guerra Mundial, pero las recientes utilizaciones de gases tóxicos en los conflictos iraquí y sirio, o de agentes neurotóxicos en Kuala Lumpur y en Inglaterra, alarmaron al mundo.

La causa: la ausencia de métodos eficaces para que los culpables tengan que responder por sus actos.

– ‘Opiniones divergentes’ –

«Los responsables deben ser castigados sobre la base de pruebas auténticas y fuertes», declaró el presidente de la sesión, el marroquí Abdeluahab Belluki, al comienzo de los debates.

«A pesar de las posiciones y opiniones diferentes y divergentes, estamos todos comprometidos con una cooperación constructiva (…) para deshacernos en el planeta de las armas químicas de una buena vez por todas», afirmó.

Rusia, en tanto, criticó la organización de esta reunión. El jefe de la delegación, Georgy Kalamanov, indicó que Moscú se opondrá al proyecto británico y presentaría una versión alternativa, indicó la agencia rusa RIA Novosti.

«Estimamos que los poderes que Gran Bretaña quiere dar a la OPAQ pertenecen al Consejo de Seguridad de la ONU y es el único órgano que tiene el derecho de tomar tales decisiones», dijo.

Francia y Estados Unidos estiman en cambio que es hora de darle un nuevo papel a la OPAQ.

Una fuente diplomática francesa declaró que «el mandato y los medios de la OPAQ deben adaptarse a los desafíos del siglo XXI».

«Fueron diseñados en un contexto completamente diferente, para comprobar de forma independiente que las grandes potencias de la Guerra Fría destruían sus arsenales de armas químicas», indicó la fuente. «Ya no estamos en ese contexto, hay que adaptar las estructuras y las misiones de la OPAQ a la situación actual», destacó.

– A puertas cerradas –

Los debates del martes son públicos. El miércoles en cambio serán a puertas cerradas y podrían extenderse hasta el jueves, cuando se vote el proyecto británico.

El proyecto debe sumar una mayoría de dos tercios de los votantes. Unos 153 países de los 193 Estados miembros de la OPAQ dijeron que participarían en la reunión.

En el Consejo de Seguridad de la ONU, Rusia ejerció el año pasado su derecho a veto para poner fin al mandato de la misión de investigación común ONU-OPAQ, el Joint Investigative Mechanism (JIM), en Siria.

Antes de que su mandato expirara en diciembre, el JIM determinó que el régimen sirio utilizó cloro o gas sarín al menos en cuatro ocasiones contra su propio pueblo, y que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) empleó gas mostaza en 2015.

Técnicamente, la OPAQ es capaz de identificar a los responsables de un ataque con armas químicas, señaló Uzumcu, que advirtió a la comunidad internacional contra la pasividad: «no se puede poner en práctica una cultura de la impunidad en torno a la utilización de armas químicas».

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar