Para los partidarios de Trump, los comicios del martes son una batalla para proteger su visión de EEUU

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Para muchos estadounidenses, las elecciones que se realizarán el martes por el control del Congreso y algunos estados son un referéndum sobre la divisiva figura del presidente Donald Trump y sus agresivas políticas.

Pero de acuerdo a lo visto en un mitin de Trump el domingo en Macon, Georgia, y en otros eventos similares de campaña, en estas elecciones se decide algo muy diferente: se trata de un proceso en el que buscarán proteger a un líder cuyos partidarios consideran bajo asedio y cuya incendiaria retórica creen que es necesaria en una era de cambios.

Sin embargo, enfrentan fuertes vientos en contra. A nivel nacional, alrededor del 52% de los estadounidenses desaprueba el desempeño de Trump y cada vez más personas dicen que votarán el martes por un candidato demócrata, según sondeos de Reuters/Ipsos.

Ante este panorama, los votantes republicanos esperan nuevamente desafiar las expectativas, tal como lo hicieron cuando Trump selló su llegada a la Casa Blanca en 2016.

Trump tiene una estrategia clara: impulsar la participación entre los republicanos enfocándose en la inmigración ilegal, en momentos en que una caravana de migrantes avanza por México hacia la frontera con Estados Unidos, la economía del país luce sólida y presenta a los demócratas como una “pandilla” liberal y peligrosa.

No está claro si la estrategia funcionará. Si bien se espera que los republicanos mantengan el control del Senado, los demócratas ganarían los 23 asientos que necesitan para asumir el control de la Cámara de Representantes, donde el partido gobernante defiende docenas de escaños en distritos mayormente suburbanos donde la popularidad de Trump ha languidecido.

 

Fuente: Reuters

Imagen: Fotografia tomada de Reuters

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar