Nuevas evacuaciones en el bastión rebelde sirio de Guta

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Varios autobuses entraron este martes en la ciudad de Duma, el último bastión rebelde de Guta Oriental, una operación auspiciada por Rusia que permitirá al régimen sirio retomar el control total de esta región a las puertas de Damasco.

Las evacuaciones, que durarán varios días, no fueron confirmadas por Yaish Al Islam, la última facción rebelde presente en Duma. El grupo, lastrado por divisiones internas, se ha mantenido silencioso desde que Rusia anunció un «acuerdo preliminar» para la evacuación.

Rusia, aliada del régimen de Bashar Al Asad, ya organizó la evacuación de otros dos grupos rebeldes en Guta Oriental, cuyos miembros tuvieron que irse a las regiones del noroeste de Siria, en manos rebeldes.

En los últimos días, unas 46.000 personas, entre ellas alrededor de un 25% de combatientes, fueron evacuadas de Guta Oriental, ahora controlada en un 95% por las fuerzas del régimen gracias a la ofensiva lanzada el 18 de febrero.

Las cinco semanas de intensos bombardeos dejaron más de 1.600 civiles muertos, según la oenegé Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

La operación del régimen en Guta es una de las mayores derrotas de los rebeldes, debilitados por la fuerza militar del régimen sirio y de Rusia, desde que en 2011 empezó la guerra.

A pesar del silencio de Yaish Al Islam, las evacuaciones de los combatientes de Duma y de sus familias empezaron el lunes.

Este martes decenas de autobuses vacíos esperaban en una autopista de las afueras de Damasco y cerca del paso de Wafidin, por donde transitan los convoyes rebeldes que abandonan la zona, indicó una periodista de la AFP. Según la televisión estatal, veinte autobuses entraron en la ciudad de Duma.

«La operación podría seguir o no hoy [martes]. Hay divisiones dentro de Yaish Al Islam sobre la salida pero seguimos con los preparativos», dijo por su parte un responsable militar en el lugar.

En el mismo sentido, el director del OSDH, Rami Abdel Rahman, aseguró que las evacuaciones se han frenado por las divisiones del grupo islamista, que tiene un total de 10.000 combatientes.

«El ala radical del grupo se niega a evacuar», dijo Abdel Rahman.

«Vamos a quedarnos en esta ciudad, no nos vamos a ir. Los que quieran que se vayan», dijo Esam Al Buidani, el jefe del grupo, en un vídeo publicado el domingo en internet, aunque no se pudo determinar cuando fue grabado.

– Victoria para el régimen –

Tras un día de espera, el lunes por la noche más de 1.100 personas, entre ellas rebeldes y sus familias, abandonaron Guta en dirección a Jarablos, un territorio del norte en manos de rebeldes sirios proturcos, según cifras de la agencia oficial siria Saná.

La ciudad de Duma tiene unos 200.000 habitantes y los que lo deseen podrán quedarse si regularizan su situación con las autoridades de Damasco.

La reconquista de Guta Oriental es una victoria para el régimen de Damasco. Desde 2012 esta región estaba en manos rebeldes, que lanzaban regularmente cohetes y obuses contra la capital.

Antes de la ofensiva del régimen, que empezó en 2013, la zona tenía 400.00 habitantes, según datos de la ONU, y sufría escasez de alimentos y medicinas.

En las últimas semanas, decenas de civiles han huido de Guta y muchos se han visto obligados a refugiarse en zonas cercanas a Damasco controladas por el régimen, donde algunos temen represalias.

En paralelo otras 40.000 personas volvieron a sus casas en varias localidades de Guta reconquistadas por el régimen, anunció una fuente militar citada por Saná.

Gracias al apoyo militar de Rusia, el régimen de Bashar al Asad, apoyado por Irán, ha logrado importantes victorias contra los rebeles y los yihadistas.

Ahora el régimen ya controla más de la mitad del país, devastado por una guerra que ha dejado hasta ahora más de 350.000 muertos.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar