La separatista catalana Marta Rovira no se presenta ante el juez y se va al «exilio»

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Marta Rovira, una destacada dirigente catalana independentista, ignoró este viernes su cita ante un juez del Tribunal Supremo, que podría haberla puesto en prisión provisional, y anunció por carta que se marcha al «exilio», sin precisar adónde.

«Hoy emprendo un camino duro (…), el camino del exilio», indicó en la carta la número dos de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

Marta Rovira estaba citada a las 10H30 (09H30 GMT) ante el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, quien instruye una causa por rebelión, sedición y malversación contra la cúpula separatista catalana, por su fallido intento de secesión de España el pasado año.

Junto a ella estaban citados otros cinco independentistas, que sí acudieron y esperan conocer este viernes los cargos concretos que se les imputan: el candidato a presidente regional Jordi Turull, la ex presidenta del Parlamento catalán Carme Forcadell y los ex ministros regionales Raúl Romeva, Dolors Bassa y Josep Rull.

Con esta decisión, Rovira, de 41 años y madre de una hija, es la séptima figura del independentismo catalán que se marcha de España para evitar a la justicia. Se suma así, entre otros, al ex presidente Carles Puigdemont, instalado en Bruselas, y a la ex diputada Anna Gabriel, ahora residente en Ginebra.

«Cada día, cada hora, sentía mi libertad limitada por amenazas judiciales arbitrarias. No me sentía libre. No me reconocía. Estas últimas semana he vivido en una prisión interna», añadió en la carta Rovira, reelecta diputada en las elecciones catalanas del 21 de diciembre.

El líder de su partido, Oriol Junqueras, es uno de los investigados en la causa instruida por el juez Llarena, y se encuentra en prisión provisional cerca de Madrid desde el 2 de noviembre.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar