La región andina, despensa de superalimentos amenazada por la sobreproducción

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Los rebeldes sirios se preparaban este domingo para una segunda oleada de evacuaciones de su penúltimo reducto en Guta Oriental, en las puertas de Damasco, región reconquistada casi totalmente por las fuerzas del régimen de Bashar al Asad.

Según constató la AFP, decenas de combatientes y civiles recogían el domingo sus enseres en la ciudad de Arbin a la espera de autobuses que deben conducirlos a la provincia de Idlib (noroeste), la última que queda fuera del control del régimen.

Tras incesantes bombardeos aéreos del régimen sirio, con la ayuda de Rusia, dos de los tres grupos insurgentes presentes en Guta aceptaron evacuar sus posiciones en la zona rumbo a Idlib.

El sábado, unos 1.000 combatientes del grupo islamista Faylaq al Rahman y sus familias ya abandonaron Arbin.

La región de Guta Oriental, situada al este de Damasco y desde la cual los rebeldes bombardearon regularmente posiciones gubernamentales en la capital, tenía unos 400.000 habitantes antes del comienzo de la ofensiva del 18 de febrero.

Las evacuaciones, que deben continuar durante el domingo y afectarán a 7.000 personas, son fruto de un acuerdo entre el grupo islamista Faylaq al Rahman y Rusia, aliada del gobierno de Bashar al Asad.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar