La justicia británica se da más tiempo para la extradición de una independentista catalana

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El tribunal escocés que estudia la extradición a España de Clara Ponsatí, la exministra de Educación del gobierno regional catalán de la fallida proclamación de independencia, no tomará una decisión al menos hasta agosto, dijo este jueves su abogado.

Ponsatí compareció durante algo más de una hora este jueves ante un tribunal de Edimburgo (Escocia, norte).

Al término de la audiencia, su abogado Aamer Anwar informó de que habrá dos audiencias preliminares más, el 15 de mayo y el 5 de julio, y que el juicio de extradición propiamente dicho arrancará el 30 de julio y durará dos semanas. Entre tanto, Ponsatí seguirá en libertad.

La exministra estuvo arropada por un grupo de seguidores que se congregaron a las puertas del juzgado de Edimburgo (Escocia, norte) al grito de «¡Clara, Clara!» y «libertad, libertad».

Su abogado dijo a la prensa que las órdenes europeas de detención «nunca se crearon para ser un instrumento de represión política».

Ponsatí y otros miembros del gobierno regional catalán que proclamó la independencia en octubre están acusados de rebelión y malversación de fondos públicos, en este caso por el dinero destinado a financiar el referéndum ilegal de secesión del 1 de octubre que acabó con cargas policiales.

«Está acusada de orquestar violencia, pero en la orden [de arresto europea] no consigue en 19 páginas especificar un solo acto de violencia o incitación atribuible a ella», explicó su abogado.

Ponsatí, que era consejera (ministra) de Educación regional, volvió después de los hechos de octubre a su puesto de profesora de Economía en la Universidad de Saint Andrews, en Escocia.

Una parte de los dirigentes independentistas catalanes encausados están en la cárcel preventivamente hasta el juicio, y el resto están repartidos por Alemania, Bélgica, el Reino Unido y Suiza.

La justicia alemana fue la primera en pronunciarse sobre la demanda de extradición en el caso del expresidente catalán Carles Puigdemont, al que rechazó enviar a España por el cargo de rebelión, al considerar que no hubo suficiente violencia en el proceso independentista, pero sí por el de malversación de fondos.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar