La Eurocámara apoya por la mínima el nombramiento de De Guindos en el BCE

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

La Eurocámara apoyó este miércoles por la mínima el nombramiento del exministro español de Economía Luis de Guindos como vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), y expresó su preocupación por la independencia de la institución monetaria y por el proceso de selección.

Por 331 votos a favor, 306 en contra y 64 abstenciones, los eurodiputados aprobaron un «dictamen favorable sobre la recomendación del Consejo [de la Unión Europea] de nombrar a Luis de Guindos vicepresidente del Banco Central Europeo».

El visto bueno del Parlamento Europeo se suma al del Consejo de Gobierno del BCE, con sede en Fráncfort (oeste de Alemania), que calificó a De Guindos como «una persona de reconocido prestigio y experiencia profesional en asuntos monetarios o bancarios».

Tras ambos dictámenes y el apoyo previo de los ministros de Finanzas del Eurogrupo, al que pertenecía el responsable español antes de abandonar su cargo en Madrid el 7 de marzo, los mandatarios europeos procederán al nombramiento formal en una cumbre en Bruselas el 22 y 23 de marzo.

El proceso de designación no estuvo exento de polémica. De Guindos se vio obligado a defender ante la Eurocámara el 27 de febrero que trabajará con «independencia» en el BCE pese a su pasado como ministro de Economía del gobierno conservador de Mariano Rajoy.

En una audiencia anterior a los entonces dos aspirantes a sustituir al portugués Vítor Constâncio en Fráncfort, los eurodiputados consideraron «más convincente» al otro candidato, el gobernador del Banco Central de Irlanda Philip Lane.

Además de dar su visto bueno, la Eurocámara aprovechó este miércoles la ocasión para recordar en el dictamen su preocupación sobre «el equilibrio de género, el procedimiento de selección, la fecha escogida para el nombramiento y la independencia política».

La mayoría de eurodiputados rechazó además una petición de aplazamiento de la votación, si bien desean que el Consejo de la UE, que reúne a los ministros europeos, «abra un diálogo con el Parlamento sobre las posibilidades de mejorar el procedimiento de cara a futuros nombramientos».

La designación del español abre de hecho un periodo de renovación de puestos claves en el BCE, cuyo presidente, Mario Draghi, debe dejar sus funciones el 31 de octubre de 2019. El gobernador del Bundesbank, Jens Weidmann, y su par galo, François Villeroy de Galhau, aparecen como candidatos.

Si finalmente es designado, De Guindos, artífice de los planes de austeridad aplicados en España, se incorporará a la vicepresidencia del BCE el 1 de junio, marcando el regreso durante ocho años de la cuarta economía de la zona euro a la cúpula del instituto emisor.

Desde la creación en 1998 del Comité Ejecutivo del BCE, España siempre había tenido hasta 2012 un puesto con Eugenio Domingo, primero, y con José Manuel González-Páramo a continuación. Entonces, el candidato español a su sucesión perdió ante el luxemburgués Yves Mersch.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar