La Cámara de diputados de Italia al M5S y el Senado a Forza Italia

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El Movimiento 5 Estrellas (M5S) selló el sábado un acuerdo con la coalición de extrema derecha para que fuera elegido uno de sus miembros en la presidencia de la Cámara de Diputados a cambio de que uno de los allegados de Silvio Berlusconi lo fuera en la presidencia del Senado.

Roberto Fico, de 43 años, un ortodoxo M5S, fue elegido presidente de la Cámara de Diputados con 422 votos sobre 620 votantes, mientras que Elisabetta Alberti Casellati, de 71 años, que apoya a Berlusconi desde que éste se lanzó en política en 1994, obtuvo 241 votos de 320 en el Senado.

El jefe de gobierno saliente, Paolo Gentiloni (centroizquierda) presentó oficialmente su dimisión, aunque quedará al cargo del gabinete hasta la formación de un nuevo Ejecutivo.

Esta apertura del M5S a negociar con representantes de la vieja clase política, así como las fallas que quedaron expuestas esta semana en la coalición de derecha, abren un espectro de posibilidades de cara a las consultas para formar gobierno, que deben comenzar a principios de abril.

El jefe de gobierno saliente, Paolo Gentiloni (centroizquierda) presentó oficialmente su dimisión, aunque quedará al cargo del gabinete hasta la formación de un nuevo Ejecutivo.

Las elecciones del 4 de marzo sumieron a la tercera economía de la zona euro en una gran incertidumbre.

Tanto la coalición de derecha, que obtuvo 37% y es liderada por la Liga (extrema derecha) de Matteo Salvini, como el M5S, primer partido del país con 32% de votos, dirigido por Luigi di Maio, reivindican el poder.

Ninguno tiene mayoría en el Parlamento y de momento dicen estar simplemente dispuestos a discutir con quien esté dispuesto a adoptar su programa, mientras que el Partido Demócrata (PD, centro izquierda) se rehúsa a ser utilizado por quien sea para poder formar gobierno.

Luego de dos o tres votaciones dominadas por votos en blanco el viernes, se necesitó sólo una ronda el sábado en ambas cámaras.

Los resultados confirman que la mayor parte de ambas bancadas respetaron las consignas de voto en ambas cámaras.

Alberti Casellati fue propuesta justo antes del voto del sábado, luego de una reunión de reconciliación de los jefes de los partidos de la coalición de derecha, tras un giro el viernes por la noche de Salvini, que dejó de apoyar al candidato que defendía hasta entonces la coalición para proponer un nombre que el M5S pudiese aceptar.

Alberti Castelli, que los últimos años ocupó un cargo en el Consejo Superior de la Magistratura, lejos del ruedo político, fue secretaria de Estado de Berlusconi en los años 2000, primero en Salud, donde hizo contratar a su hija, luego en Justicia, en donde defendió las leyes destinadas a quitarle presión de la justicia a Berlusconi.

Fico, exmilitante de izquierda que estuvo entre los primeros en seguir a Beppe Grillo, fundador del M5S y que se convirtió en la referencia de los defensores de los ideales y los principios originales del movimiento, fue propuesto a la presidencia este sábado por la mañana. Había sido candidato a este cargo en 2013.

En su discurso de asunción, este napolitano advirtió que su «primer objetivo» será el de «disminuir los costos de la política». El M5S milita contra las ventajas de las que gozan los parlamentarios.

Salvini y Di Maio, que habían afirmado que no era posible ninguna alianza, mostraron esta semana que estaban en contacto.

Una de las hipótesis podría ser un acuerdo provisorio entre la Liga y el M5S el tiempo necesario que lleve adoptar una reforma electoral para celebrar nuevas elecciones en el otoño.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar