Japón da un giro polémico y abre la puerta de su industria a obreros extranjeros

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El gabinete del primer ministro japonés, Shinzo Abe, aprobó el viernes un proyecto de ley para abrir las puertas a más obreros extranjeros en sectores que luchan contra la escasez de mano de obra, un giro polémico en un país hasta ahora muy comedido en sus políticas de inmigración.

La ley revisada crearía dos nuevas categorías de visados para extranjeros en sectores con escasez de trabajadores. Si bien no se detallan, se espera que sean más de una docena, desde agricultura y construcción hasta hoteles y atención sanitaria.

Los trabajadores en la primera categoría del visado deben tener un cierto nivel de cualificación y dominio del idioma japonés. No se les permitiría traer a familiares para una estancia de hasta cinco años.

Pero los de cualificación más alta, en la segunda categoría, podrían traer familia y eventualmente obtener la residencia.

Japón ha aceptado cada vez más la mano de obra extranjera, pero se ha centrado en los profesionales y en los muy cualificados.

 

Fuente: Reuters
Imagen: Fotografia tomada de Reuters

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar