Irak recontará manualmente votos de legislativas debido a sospechas de fraude

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

La más alta instancia constitucional de Irak ordenó este jueves el recuento manual de los 11 millones de votos depositados durante las elecciones legislativas del 12 de mayo, un largo procedimiento a días de que termine el mandato del Parlamento, a final de mes.

Pero, según los expertos, esta decisión solo debería cambiar de forma marginal los resultados de los comicios que dieron la victoria a la lista del populista Moqtada Sadr.

Aliado a los comunistas, la lista de Sadr se impuso a la de los excombatientes antiyihadistas, cercanos a Irán. La formación del actual primer ministro, Haider Al Abadi, quedó en tercera posición.

Desde la victoria de estas listas antisistema, varias figuras de la escena política reclaman un nuevo recuento de los votos e incluso la anulación de la votación.

El Parlamento constató irregularidades y dijo haber recibido numerosas quejas con la introducción por primera vez del recuento electrónico.

«La Corte Suprema federal considera que la decisión del Parlamento (tomada el 6 de junio) a favor de un recuento manual no viola las disposiciones de la Constitución», afirmó en rueda de prensa su presidente, Medhat al Mahmud.

Precisó que el recuento afecta a unos 11 millones de papeletas, incluidas las de los residentes en el extranjero, de los desplazados y miembros de las fuerzas de seguridad.

«La anulación de los resultados de las elecciones en el extranjero, de los desplazados y de las fuerzas de seguridad sería una confiscación de la voluntad de los electores», señaló el presidente de la corte, cuya decisión es irrevocable.

El Parlamento había decidido anular los votos de estas tres categorías sobre las que pesan numerosas sospechas de fraude.

– Sin cambios significativos –

La corte también decidió sustituir a nueve miembros de la comisión electoral por otros tantos jueces, que se encargarán de supervisar el recuento.

Este nuevo cómputo podría durar semanas, incluso meses, aunque el mandato del Parlamento termina oficialmente el 30 de junio.

Para el experto jurídico Haidar al Sufi, «esta operación manual no tendría que modificar radicalmente el resultado».

«Los grandes bloques podrían ganar o perder tres o cuatro escaños, pero de todas formas ninguno tiene posibilidades de formar gobierno solo. El sistema de alianzas es, pues, obligatorio», afirmó a la AFP.

El sistema que se estableció tras la caída de Sadam Husein en 2003 está hecho para impedir el regreso a una dictadura de partido hegemónico.

Además, antes de anunciar la decisión de un nuevo recuento, las dos listas que encabezaron los resultados ya dijeron que iban a aliarse para dirigir el país en los próximos cuatro años.

Según Tarek al Marmuri, otro experto jurídico, es en la regiones sunitas y kurdas donde el recuento manual podría modificar los resultados.

«En teoría, en el recuento manual puede haber más ocasiones de fraude que en el recuento electrónico, pero confiamos más en el sistema judicial que en la IHEC (Alta Comisión Electoral Independiente). Si los jueces supervisan de forma eficaz el nuevo recuento, espero que esto reducirá los fraudes», dijo a la AFP.

Si este nuevo cómputo dura semanas, «habrá un vacío legislativo pero no constitucional, ya que el gobierno actual continuará tratando los temas corrientes», aseguró Marmuri.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar