Grecia y la UE, ante el fin de la odisea de la crisis de la deuda

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Los ministros de Finanzas de la Eurozona deben acordar este jueves las modalidades de salida de Grecia de casi una década de programas de rescate, aunque continúan divididos sobre cómo aliviar la enorme deuda pública helena.

«El día de hoy representará una nueva etapa para la economía griega», dijo el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, quien se mostró «optimista» sobre un acuerdo durante la reunión de los 19 ministros de la zona euro en Luxemburgo.

Las discusiones sobre la deuda (cercana al 180%) son cruciales de cara al regreso de Grecia a los mercados el próximo 20 de agosto, máxime cuando sus acreedores buscan mostrar la credibilidad de una economía helena tras años de duras reformas.

En 2010, Grecia no pudo seguir financiándose en los mercados internacionales y tuvo que recurrir a la financiación de sus socios europeos y del Fondo Monetario Internacional (FMI), que le exigieron a cambio un duro plan de austeridad.

El primer ministro griego apuntó el miércoles a un acuerdo próximo. «Estamos cerca del momento de cosechar los frutos de años de sacrificios y esfuerzos difíciles», subrayó Alexis Tsipras, cuyo país estuvo a punto de abandonar el euro en 2015.

El crash financiero mundial de 2008 se transformó en una crisis de la deuda en el bloque europeo, que impactó especialmente en los países del sur de Europa, como Grecia, Chipre, España o Portugal, y cuyas consecuencias todavía se sienten.

A pesar de un crecimiento del 1,4% del PIB en 2017 y un 1,9% estimado para este año, y un excedente presupuestario del 0,8% (-15,1% en 2009), Grecia sigue manteniendo el nivel de deuda más elevado de la Eurozona y de desempleo (20,8%, en febrero).

– Tras la odisea, ¿ahora qué? –

Alemania, el principal acreedor de los 273.000 millones de euros de ayuda de los que se benefició Grecia desde 2010, y los países del norte exigen ahora para acordar un alivio de la deuda helena un seguimiento de cerca de Grecia tras los rescates.

La discusiones sobre cómo reducir la deuda griega giran alrededor de extender el vencimiento de los préstamos existentes o de comprar los más caros, explicó el miércoles el comisario europeo de Asuntos Financieros, Pierre Moscovici.

«Hay otros elementos» y «finalmente el acuerdo estará basado en una buena articulación de todos» ellos, dijo la ministra española de Economía, Nadia Calviño, para quien un acuerdo permitirá cerrar «el capítulo de la crisis».

La directora general del FMI, Christine Lagarde, quien debe participar en la reunión en Luxemburgo, también es partidaria de aliviar la deuda, pese a no participar en el tercer plan de rescate al considerar insostenible la deuda a largo plazo.

Además de la deuda, los europeos tienen previsto cerrar este jueves los últimos detalles sobre el tercer programa de ayuda otorgado a Grecia: 88 nuevas reformas a cambio de un último desembolso en julio destinado a un «colchón financiero».

Berlín presionó para que el alivio de la deuda a corto plazo de Grecia, por sus acreedores, esté condicionado a continuar estas últimas reformas, algunas de las cuales se extenderán más allá del 20 de agosto y durante varios meses.

Según una fuente de la UE, «la principal inquietud de Grecia es evitar un cuarto programa de rescate o mostrar que no se trata de un cuarto programa». «Pero hay reformas que deberán ser objeto de un seguimiento en profundidad», agregó.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar