Futuro gobierno de México inicia consulta sobre nuevo aeropuerto capitalino.

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El futuro gobierno de México inició una consulta pública sobre si se continúa con la controversial construcción de un nuevo aeropuerto capitalino o si se moderniza una existente base aérea militar, decisión que tiene en vilo a mercados e inversionistas.

Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, ha criticado el multimillonario proyecto por considerarlo costoso y plagado de hechos de corrupción, por lo que puso sobre la mesa una propuesta alterna de uno de sus más cercanos colaboradores en materia de construcción.

“La gente está contenta porque está participando (…) Pueden estar tranquilos los financieros, los corruptos no”, dijo el presidente electo tras votar en la consulta, para la cual se han instalado más de mil mesas.

“Lo que se decida de manera democrática y libre va a ser respaldado por el gobierno y los contratos en la construcción del aeropuerto en Texcoco, en el caso de que se escogiera por la decisión de la mayoría de la gente Santa Lucía, van a ser respaldados, protegidos”, agregó el  mandatario, quien tomará las riendas del país el 1 de diciembre.

Una de las opciones en la consulta de cuatro días es continuar con el proyecto NAICM (Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México) de unos 13,300 millones de dólares que se construye desde 2015 en el lecho drenado del lago Texcoco y en el que participa un grupo de empresarios, entre ellos, el magnate Carlos Slim.

La otra alternativa es conservar el saturado aeropuerto capitalino actual y reacondicionarlo, junto con el aledaño de la ciudad de Toluca y construir dos pistas más en la base de Santa Lucía, aledaña a la capital, por un monto total aún no precisado que López Obrador ha dicho que sería mucho menor.

La industria aeronáutica, cámaras empresariales y organismos privados apoyan el NAICM al igual que analistas financieros, quienes aseguran que la cancelación del proyecto, el mayor del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, enviaría una mala señal a la inversión privada local y extranjera.

El español BBVA, que opera a BBVA Bancomer, el mayor banco del país, consideró difícil creer que una obra de esas dimensiones pueda frenarse.

Tras las elecciones presidenciales de julio en las que López Obrador arrasó, los mercados se han mantenido relativamente tranquilos, atentos a su discurso sobre sus políticas económicas y combate a la corrupción, pero la decisión sobre el futuro aeropuerto está despertando dudas.

La consulta no está avalada por instituciones públicas como el organismo electoral y es blanco de fuertes críticas por los temores a que no se conduzca correctamente. El nuevo gobierno espera que participen entre 500,000 y un millón de personas, en el país de unos 126 millones de habitantes.

La fundación Arturo Rosenblueth -una institución mexicana sin fines de lucro dedicada a proyectos tecnológicos- contará los votos y dijo el jueves que el resultado podrá conocerse la noche del domingo.

Fuente: Reuters
Imagen: Fotografia tomada de Reuters

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar