Frente a las balas, manifestantes nicaragüenses fabrican sus propios morteros

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Los guardacostas españoles hallaron este domingo cuatro migrantes muertos y rescataron a otros 108 a bordo de varios botes en los que intentaban cruzar el mar Mediterráneo en dirección a España.

En total fueron cuatro embarcaciones interceptadas por los rescatistas desde la madrugada hasta la tarde del domingo, en el mar de Alborán (entre Marruecos y la costa de Andalucía, al sur de España) y en el estrecho de Gibraltar, indicó a la AFP un portavoz del servicio de Salvamento Marítimo.

En uno de los botes «se encontraron cuatro cadáveres y 49 personas», indicó la fuente, que señaló que los fallecidos y los sobrevivientes fueron desembarcados en Melilla, enclave español en la costa norte de Marruecos. Las causas de su muerte se desconocen.

España es la tercera puerta de entrada de migrantes a Europa, por detrás de Italia y Grecia. Muchos africanos se decantan por alargar su itinerario terrestre hasta Marruecos y cruzar desde allí a España, en vez de atravesar la peligrosa Libia para embarcarse hacia Italia en la conocida ruta del Mediterráneo central.

De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), más de 22.100 personas llegaron a España por mar en 2017, casi el triple respecto al año anterior. Al menos 223 personas murieron en la travesía.

En lo que va de año, al menos 240 personas han perdido la vida tratando de alcanzar la costa española.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar