Falciani, en libertad provisional en España a la espera de su posible entrega a Suiza

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El exinformático franco-italiano Hervé Falciani, responsable de filtraciones masivas sobre evasión fiscal y detenido el miércoles en España a petición de Suiza, quedó este jueves en libertad provisional a la espera de que se examine la solicitud de extradición.

Falciani fue condenado en su ausencia en 2015 en Suiza a cinco años de prisión por el robo de datos de decenas de miles de clientes de la filial suiza del banco HSBC.

España lo detuvo a petición de Suiza, que lo reclama para que cumpla la pena.

El exingeniero informático compareció este jueves ante un juez de la Audiencia Nacional, un alto tribunal competente en este tipo de casos, y éste le acordó la libertad provisional sin fianza, según el auto judicial recibido por AFP.

En virtud de las medidas cautelares, Falciani no puede mudarse de la localidad española donde tiene declarado su domicilio y es sometido a «vigilancia diaria» por parte de la policía.

También tuvo que entregar sus pasaportes, tiene prohibido salir de España y cada lunes debe presentarse ante el juzgado más próximo a su domicilio.

Los datos filtrados por Falciani, de 46 años, permitieron identificar 127.000 cuentas pertenecientes a 79.000 personas de 180 nacionalidades.

Los datos propiciaron la apertura de investigaciones por presunta evasión fiscal en países como Francia, España, Reino Unido, Grecia o Argentina.

Según la justicia Suiza, Falciani accedió a los datos en 2006 cuando trabajaba en la filial de HSBC en Ginebra y luego trató sin éxito de vendérselos a las autoridades de Líbano.

Luego regresó a Suiza, donde estaba siendo investigado. Terminó refugiándose en Francia y entregando sus datos a la administración fiscal francesa.

– Colaborador del fisco español –

La prensa española destacaba este jueves la coincidencia entre la detención de Falciani y la emisión por parte de la justicia española de una orden de arresto contra la dirigente independentista catalana Marta Rovira, que según varios medios se encuentra en Suiza.

La prensa especulaba con que el exinformático podría servir de moneda de cambio.

Falciani se encontraba bajo una orden internacional de arresto desde el 3 de mayo de 2017.

«No hay ninguna decisión política, no hay ninguna gestión de gobiernos en estas cuestiones (…) No deberíamos ver nada más», dijo el ministro español de Justicia, Rafael Catalá, preguntado sobre el caso Falciani y su presunta relación con Marta Rovira.

«No puede afirmarse que haya un vínculo entre el exilio en Suiza de una independentista catalana, pero esta concomitancia ha sorprendido a todo el mundo», declaró a AFP la abogada francesa Amélie Lefebvre, del bufete que defiende a Falciani.

La sorpresa es todavía mayor porque Falciani «no vivía para nada escondido, de hecho tenía actividades públicas», según la abogada. Precisamente fue detenido en Madrid cuando iba a participar en un coloquio sobre la necesidad de proteger a los filtradores de información como él.

Falciani ya fue detenido en julio de 2012 en España y puesto en prisión preventiva durante unos meses, pero la justicia rechazó su extradición.

En un auto de 2013, la Audiencia Nacional se mostraba además severa con el banco HSBC, al que achacó procedimientos «gravemente irregulares».

Incluso defendió al propio Falciani, destacando que su colaboración permitió la transmisión a España y otros países de información sobre «numerosas situaciones delictivas» en materia fiscal.

Tras su primera detención en 2012 y su posterior puesta en libertad, Falciani fue cabeza de lista en España en las elecciones europeas de 2014 del Partido X, una pequeña formación surgida al calor del movimiento de los Indignados. Sin embargo, no fue elegido.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar