Estados Unidos, Francia y Reino Unido bombardean blancos en Siria

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Estados Unidos, Francia y Reino Unido llevaron a cabo este sábado bombardeos selectivos en Siria para castigar al régimen de Bashar al Asad, acusado por el presidente Donald Trump de haber cometido ataques químicos dignos de «un monstruo».

En el momento mismo en el que el presidente estadounidense anunciaba estos ataques desde la Casa Blanca se escuchaban explosiones en Damasco, la capital de un país devastado desde hace más de siete años por una guerra que ha causado más de 350.000 muertos.

Según una periodista de la AFP en Damasco, las explosiones fueron seguidas por ruidos de aviones y columnas de humo que se elevaban hacia el cielo en el nordeste de la capital siria.

«Ordené a las fuerzas armadas de Estados Unidos que lancen ataques de precisión a blancos asociados con la capacidad de armas químicas del dictador Bashar al Asad», dijo Trump.

«Una operación combinada con fuerzas armadas de Francia y del Reino Unido está actualmente en marcha. Le damos las gracias a ambos», añadió.

El régimen sirio y Rusia, su aliado, condenaron los bombardeos.

Las autoridades de Damasco denunciaron una «agresión bárbara y brutal» y acusaron a las potencias occidentales de intentar obstaculizar una misión de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), que este sábado debe iniciar una investigación en Duma sobre el presunto ataque químico del 7 de abril.

Según la televisión pública, la defensa antiaérea siria entró en acción contra los aviones occidentales y varios misiles fueron interceptados.

Al alba, decenas de partidarios del régimen sirio agitaban banderas sirias en la emblemática plaza de los Omeyas de Damasco, al son de música patriótica.

Coches adornados de rojo, negro y blanco provocaron un pequeño atasco cerca de la fuente, en el centro de la plaza. Algunos hacían la V de la victoria, otros sacaban selfis o bailaban en la calzada.

– «Insulto» a Rusia –

El detonante de los bombardeos fue un presunto ataque con «gases tóxicos» en el último bastión rebelde de Duma que, según los socorristas de esta localidad, causó más de 40 muertos. El régimen sirio y Rusia lo desmintieron.

Según el general Joe Dunford, jefe del Estado Mayor estadounidense, las fuerzas occidentales atacaron a la 01H00 GMT (04H00 en Siria), tres blancos vinculados al programa de armamento químico sirio: uno cerca de Damasco y los otros dos en la región de Homs (centro).

Precisó que por el momento no se prevén más operaciones militares en el país.

«Está claro que el régimen de Asad no aprendió la lección» el año pasado, dijo el secretario de Defensa estadounidense, el general Jim Mattis, recordando el bombardeo de abril de 2017 contra una base militar cercana a Homs en represalia por un ataque químico atribuido a Damasco que causó más de 80 muertos en Jan Sheijun (noroeste) días antes.

«Fuimos muy precisos y la respuesta era proporcionada», añadió, precisando que se usó dos veces más municiones que el año pasado. Según el Pentágono, no hay bajas en las filas estadounidenses.

Antes del lanzamiento de los bombardeos, Washington aseguró tener «la prueba» del uso de armas químicas por parte del régimen de Asad.

En un comunicado, el mando del ejército sirio afirmó que 110 misiles fueron disparados «contra blancos en Damasco y otros sitios» de Siria. «Estos ataques no desanimarán a nuestras fuerzas y aliados a seguir aplastando lo que queda de los grupos terroristas armados» en el país.

Rusia, por boca de su embajador en Estados Unidos, Anatoli Antonov, afirmó que las advertencias rusas no se han escuchado y los bombardeos son un «insulto» al presidente Vladimir Putin.

Según Moscú, ninguno de los ataques alcanzó las inmediaciones de las bases aérea y naval rusas en Siria.

– Fragatas y cazabombarderos –

Londres anunció que cuatro cazas Tornado GR4 de la Royal Air Force bombardearon un «complejo militar» cerca de Homs.

Francia afirmó haber atacado con fragatas en el Mediterráneo y con cazabombarderos. «El principal centro de investigación» y «dos centros de producción» del «programa clandestino químico» del régimen fueron atacados, afirmó la ministra de Defensa Florence Parly.

En su declaración, Trump hizo una advertencia a Irán y Rusia, que desplegaron miles de hombres y material en Siria para ayudar a Asad frente a los rebeldes y yihadistas. Moscú traicionó «sus promesas» de 2013 sobre la eliminación de las armas químicas sirias, afirmó el presidente.

Irán, otro aliado del régimen sirio y enemigo de Estados Unidos, advirtió por su parte de las «consecuencias regionales» de los bombardeos occidentales.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar