El negociador de la UE para el Brexit invita al Reino Unido a continuar en el mercado único

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Un ministro del gobierno birmano visitó este miércoles en Bangladés campos de refugiados en los que viven alrededor de un millón de rohinyás, la primera visita de este tipo desde el éxodo masivo de esta minoría musulmana del oeste de Birmania.

El ministro de Asuntos Sociales, Win Myat Aye, visitó el gran campo de refugiados de Kutupalong, en el sur de Bangladés, cerca de la frontera con Birmania, en el marco de una visita de tres días.

Win Myat Aye «se reúne con autoridades en los campos», dijo a la AFP el jefe de la policía local, Abul Khaer.

Representantes de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) participaban en las conversaciones con el ministro birmano, se indicó.

Unos 700.000 rohiyás huyeron de birmania desde agosto de 2017 para escapar a una violenta represión militar calificada de «limpieza étnica» por la ONU.

El ministro birmano Win Myat Aye es uno de los responsables de la comisión formada por la dirigente birmana Aung San Suu Kyi para supervisar una eventual repatriación de los refugiados.

Durante su visita, Win Myat Aye se entrevistará con unos 40 líderes de la comunidad rohinyá.

Los rohinyás quieren que se reconozcan sus derechos en Birmania, donde son considerados extranjeros, y garantías de que podrán volver a sus hogares.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar