El expresidente francés Sarkozy, detenido en una investigación por financiación ilícita

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El gobierno de Nueva Delhi confirmó este martes la muerte de 39 obreros de la construcción indios secuestrados en 2014 por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) en Irak.

Los cadáveres de los trabajadores fueron hallados en una fosa común en Badush, pequeña localidad periférica de Mosul, la gran ciudad del norte de Irak, e identificados gracias a su ADN por una organización local, anunció en el parlamento la ministra de Relaciones Exteriores, Sushma Swaraj.

«Aunque sea doloroso, las familias recuperarán los cuerpos más de tres años después. Tal vez esto alivie a las familias enlutadas», afirmó.

Estos obreros procedían principalmente de familias pobres de la región de Punyab, en el norte de India.

Trabajaban para una empresa de construcción en Mosul cuando fueron secuestrados en junio de 2014, época en que el EI tenía el control de grandes extensiones de territorio en Irak y Siria, que después le fueron arrebatadas.

Las autoridades indias afirman no haber recibido nunca una petición de rescate o haber estado en contacto directo con los secuestradores.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar