El estado de salud del exespía ruso envenenado en Inglaterra «mejora rápidamente»

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El estado de salud del exespía ruso Serguéi Skripal «mejora rápidamente» tras su envenenamiento en marzo en Inglaterra, anunció este viernes el hospital, mientras que Rusia volvía a negar que hubiera fabricado el agente neurotóxico que estuvo a punto de acabar con su vida.

Serguéi Skripal «responde bien al tratamiento» y «ya no está en condición crítica», dijo el hospital en un comunicado sobre este caso que desencadenó una crisis diplomática entre Rusia y Occidente.

El estado de salud de su hija Yulia, quien también fue envenenada, mejora «a diario», según la doctora Christine Blanshard. «Está impaciente por poder salir del hospital».

Yulia y Serguéi Skripal fueron hallados inconscientes el 4 de marzo en un parque de Salisbury (sudoeste de Inglaterra), donde vive el exespía ruso desde que se benefició de un intercambio de presos entre Moscú, Londres y Washington, en 2010.

La policía británica considera que fueron contaminados en su domicilio, ya que la mayor concentración de veneno se detectó en el pomo de la puerta de entrada a la casa.

Según el diario The Times, el veneno, conocido como Novichok, fue elaborado en una ciudad cerrada en la región del Volga, bajo control estricto del gobierno.

Moscú, quien afirmó explícitamente que los servicios secretos británicos y estadounidenses estaban detrás del intento de asesinato de Skripal, se mantiene firme en sus desmentidos.

The Times citó el jueves a fuentes de los servicios de seguridad británicos según las cuales el agente neurotóxico se creó en Shijany, una ciudad cerrada –en la que no se puede entrar sin autorización oficial– en la región de Saratov, cerca del río Volga, en el suroeste del país.

«Se conocen todas las bases donde se almacenaron armas químicas. Shijany no es una de ellas», declaró Mijail Babich, representante del Kremlin en el distrito federal del Volga y expresidente de la Comisión de Estado rusa para el desarme químico, citado por la agencia de noticias rusa Interfax.

El nombre de Shijany no es totalmente desconocido: esta ciudad cerrada, donde está instalada una rama del Instituto de Investigaciones de Estado para la Química y las Tecnologías Orgánicas (GNIIOKhT), fue mencionada por varios científicos rusos que trabajaron en el programa soviético Novichok, que Londres designó como responsable del envenenamiento de Serguéi Skripal.

– Armas químicas –

Entre ellos, Vil Mirzayanov, el químico que reveló en los años 1990 la existencia de este programa afirmó que el Novichok se desarrolló en los años 1980 en Shijany.

Otro científico ruso, Leonid Rink, afirmó en marzo a la agencia de noticias Ria Novosti que un «gran grupo de especialistas desarrollaba el Novichok en Moscú y en Shijany», agregando que el sistema se llamó durante el periodo soviético «Novichok-5».

«El Novichok no es una sustancia, es todo un sistema de armas químicas», explicó a Ria Novosti, que lo presentó como uno de los creadores de este programa antes de modificar su texto para definirlo como uno «de los creadores del agente tóxico que recibió el nombre de ‘Novichok’ en Occidente».

Según la página web del Instituto GNIIOKhT, su rama de Shijany está implicada ahora en un trabajo relativo a «garantizar la seguridad» del país y destruir armas químicas.

En septiembre de 2017, el presidente ruso Vladimir Putin declaró que Moscú había destruido sus últimas reservas de armas químicas heredadas de la época de la Guerra Fría, conforme a los términos de la Convención de 1997 sobre la prohibición de armas químicas.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar