El abogado del expresidente francés Sarkozy apelará las medidas judiciales tras la inculpación

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El abogado del expresidente francés Nicolas Sarkozy anunció este viernes que recurrirá las medidas judiciales impuestas al exmandatario, inculpado el miércoles en la investigación sobre la presunta financiación libia de su campaña electoral de 2007.

El abogado Thierry Herzog explicó a la radio RTL que las medidas impuestas prohíben a Sarkozy reunirse con otras personas investigadas en este caso, entre ellos dos exministros muy cercanos a él durante su presidencia (2007-2012), y tampoco puede viajar a Libia, Egipto, Túnez y Sudáfrica.

Es la primera vez que se toma semejante medida para un expresidente francés durante la V República, en vigor desde la adopción de la Constitución de 1958.

«Hay un doble grado de jurisdicción en Francia. Tenemos derecho a recurrir. Apelaré este control judicial y veremos lo que dice la cámara de instrucción de París», declaró Herzog.

Tras más de 24 horas de detención preventiva, Sarkozy fue imputado el miércoles por la noche por «corrupción pasiva», «financiación ilícita de campaña electoral» y «encubrimiento de fondos públicos libios». El exmandatario desmiente todas estas acusaciones.

Su inculpación supone un verdadero paso adelante en este caso que la justicia investiga desde hace casi cinco años.

Según el abogado, el hecho de haber convocado a Sarkozy para una detención preventiva fue «la crónica de una inculpación que estaba anunciada».

El letrado recordó que su cliente ya había sido inculpado en otro caso, el de una supuesta financiación ilícita de su campaña por la fallecida dueña del grupo L’Oréal, Liliane Bettencourt, antes de beneficiar de un sobreseimiento. «Ocurrirá lo mismo esta vez», dijo.

Herzog precisó que el expresidente contestó a las «más de 200 preguntas» que le hicieron durante su detención preventiva.

El jueves por la noche, Nicolas Sarkozy lanzó un contraataque mediático, en el telediario del canal de televisión privado TF1.

Prometió «hacer triunfar (su) honor», víctima de la «bajeza» de la «banda de Gadafi» y de Mediapart, el medio de comunicación que publicó en 2012 un documento libio que acredita una financiación de unos 50 millones de euros.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar