EEUU rinde homenaje a Martin Luther King a 50 años de su muerte

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

La dirigente conservadora de la región de Madrid, Cristina Cifuentes, figura destacada del partido conservador de Mariano Rajoy, se encontraba el miércoles en medio de una tormenta política por el supuesto falseamiento de un máster universitario.

«Usted ha perdido toda la credibilidad», le espetó la portavoz parlamentaria regional del partido izquierdista Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, quien pidió la dimisión a Cifuentes.

La polémica nació hace dos semanas, cuando el periódico digital eldiario.es publicó que la presidenta madrileña, en el cargo desde 2015, habría obtenido un máster en la universidad pública Rey Juan Carlos gracias a la falsificación de las notas de dos asignaturas, una información que niega rotundamente.

Este miércoles, las acusaciones se agravaron cuando otro digital, El Confidencial, aseguró que dos firmas de un documento presentado por la política para demostrar que había conseguido regularmente el título habían sido falsificadas.

La controversia se produce cuando falta poco más de un año para las elecciones regionales de mayo de 2019. En ellas, la oposición de izquierda (Partido Socialista y Podemos) tratará de desbancar al Partido Popular en una región que junto con Cataluña es la más potente de España a nivel económico. También está al acecho Ciudadanos, rival del PP en el centro-derecha.

Cifuentes compareció este miércoles ante el Parlamento regional para defenderse, y aseguró enérgica que «ni [su] currículum ni [sus] calificaciones han sido falseadas».

«Todas las asignaturas, incluido el trabajo de fin de máster, fueron calificadas y aprobadas», insistió la dirigente regional del PP, que denunció las acusaciones como «una operación de descrédito» contra su persona y descartó dimitir.

Sin embargo, no presentó el trabajo de fin de máster, que dijo haber perdido en una mudanza y en cuya ausencia se centran todas las sospechas de sus detractores.

Las explicaciones de Cifuentes no convencieron a la oposición, y Podemos pidió su dimisión. «Usted no puede seguir gobernando esta comunidad autónoma, porque ya nadie la cree», le dijo la portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta.

«Su intervención no ha despejado las dudas razonables sobre este asunto», abundó el portavoz socialista Ángel Gabilondo.

El caso de Cifuentes se produce un año después de que dimitiera de los últimos cargos que ostentaba Esperanza Aguirre, otra gran figura del PP madrileño.

Aguirre renunció en abril de 2017 como concejala del PP en el ayuntamiento de la capital tras la detención por un caso de corrupción de Ignacio González, su mano derecha mientras presidió la región de Madrid de 2003 a 2012 y sucesor suyo en este cargo.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar