Dos hombres acusados por el homicidio antisemita de una octogenaria judía

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Dos hombres fueron detenidos y acusados de «homicidio voluntario» de carácter antisemita por el asesinato el viernes en París de una mujer judía de 85 años, que ha conmocionado a Francia.

Las dos personas fueron inculpadas de «asesinato relacionado con la religión de la víctima, real o imaginada», indicó la fuente.

Ambos enfrentan cargos de robo con agravante y destrucción de la propiedad, señalaron las fuentes a la AFP, y quedaron detenidos a disposición de la justicia, de acuerdo a lo solicitado por la fiscalía.

Mireille Knoll vivía sola en un apartamento del este de París y según la autopsia fue apuñalada varias veces. Luego de muerta el apartamento fue incendiado.

La anciana había nacido en 1932, y logró escapar a la redada de 1942 de París contra más de 13.000 judíos huyendo con su madre a Portugal.

Después de la guerra, Knoll regresó a París y se casó con un superviviente del Holocausto, que falleció a principio de la década de los 2000.

– Carácter antisemita del crimen –

Varios elementos llevaron a la fiscalía de París a retener el carácter antisemita en este caso. Uno de los sospechosos, vecino de Knoll conocía la religión de la anciana asesinada. Su presunto cómplice lo acusó de haber gritado «Alá Akbar» al cometer los hechos, según fuente cercana a la investigación.

El primer sospechoso nació en 1989 y tenía antecedentes policiales por casos de violación y agresión sexual. El segundo acusado, de 21 años, tenia antecedentes de robos violentos y estaba en el edificio el día del asesinato.

«Estamos realmente conmocionados. No entiendo cómo alguien podría matar a una mujer que no tenía dinero y que vivía en un piso de alquiler subvencionado» por el Estado para gente modesta, declaró su hijo.

El ministro de Relaciones Exteriores francés, Jean-Yves Le Drian, de visita en Jerusalén el lunes, dijo que la muerte de Knoll era una muestra de la necesidad de una lucha «fundamental y permanente» contra el antisemitismo.

El gran rabino de Francia, Haim Korsia, escribió en Twitter que está «horrorizado» por el asesinato.

La comunidad judía de Francia, de más de medio millón de personas, ha sido blanco de varios ataques islamistas en los últimos años y ha denunciado un ascenso de actos violentos antisemitas.

El mes pasado, un juez confirmó que el asesinato de Sarah Halimi, una judía ortodoxa de 65 años que fue defenestrada en abril de 2017, fue de carácter antisemita.

El Consejo Representativo de Instituciones Judías (CRIF) instó a las autoridades que investigan el asesinato de Knoll a actuar con «la mayor transparencia» para que «el motivo de este crimen bárbaro pueda conocerse lo antes posible».

Aunque el número de actos antisemitas se redujo en 2017, ese tipo de acciones sigue siendo importante y la comunidad judía de Francia, que representa menos del 1% de la población, es objeto de la tercera parte de los actos de odio en el país.

Desde 2006 y el asesinato de Ilan Halimi, torturado por un grupo denominado «La banda de los bárbaros», 11 personas han sido asesinadas en Francia por ser judías, según los responsables de esa comunidad.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar