Cuatro países cumplieron con objetivo de gasto militar en la OTAN en 2017

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Estonia, Grecia y Reino Unido fueron los únicos países de la OTAN que, junto a Estados Unidos, gastaron más del 2% de su PIB nacional en defensa en 2017, pese a la presión del presidente estadounidense, Donald Trump, indicó este jueves la Alianza Atlántica en su informe anual.

Los datos suponen un revés a las previsiones de la organización atlántica, que apuntaban a que Polonia y Rumanía también alcanzarían ese objetivo. Estos países de la ex órbita soviética alcanzaron un 1,99% y un 1,8%, respectivamente, según el informe de la Alianza.

La mayoría «ya ha puesto en marcha planes sobre cómo cumplir el objetivo del 2% para 2024», al que los aliados se comprometieron en la cumbre de Gales en 2014, «y esperamos que otros sigan», indicó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, en rueda de prensa.

Aumentar el gasto militar de los aliados es un reclamo constante de las diferentes administraciones de Estados Unidos, si bien, con la llegada de Trump, Washington recrudeció su presión sobre sus aliados, máxime cuando el estadounidense representa dos tercios del total de la Alianza Atlántica.

Estados Unidos critica especialmente a Alemania por no invertir lo suficiente en su opinión. Stoltenberg destacó en este sentido la progresión del gasto militar en la primera economía de la UE, donde el gasto progresó del 1,20% del PIB en 2016 al 1,24% un año después.

El líder de la organización transatlántica nacida tras la Segunda Guerra Mundial subrayó los esfuerzos de los aliados europeos y canadiense de Washington en 2017, tercer año consecutivo de progreso en el gasto militar. En concreto, aumentaron su inversión casi un 5% ese año.

Además de Rumanía y Polonia, la Alianza Atlántica espera ahora que en 2018 de los 29 aliados se sumen al grupo del 2% Letonia y Lituania, países bálticos vecinos de la Rusia de Vladimir Putin y cuyo gasto militar se situó en 2017 en el 1,75% y el 1,73% del PIB, respectivamente.

Portugal situó su gasto en el 1,31% el pasado año y Luxemburgo se mantuvo como el farolillo rojo con un 0,46%, por detrás de Bélgica (0,90%) y España (0,92%). En el caso español, el gasto progresa desde el 0,81% de 2016.

El gobierno español ya anunció a finales de enero que aumentarían en un 73% su gasto militar en los próximos seis años, hasta el 1,53% del PIB, pasando de los 10.400 millones de euros de este año a 18.000 millones en 2024, pero sin alcanzar el objetivo del 2%.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar