Corea del Norte se congratula por la cumbre que abre «una nueva era»

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Decenas de rebeldes hutíes, entre ellos al menos dos comandantes, murieron en un ataque de la coalición liderada por Arabia Saudita en Yemen, indicaron varios medios días después de un operativo similar que mató al más alto responsable político de los insurgentes.

Este nuevo ataque se produjo el viernes por la noche en la capital yemenita Saná en manos de los rebeldes, según la cadena estatal saudita El Ekhbariya. Los rebeldes confirmaron el ataque, pero no proporcionaron más precisiones.

La coalición internacional con mando saudita interviene en Yemen desde marzo de 2015 en respaldo al presidente Abd Rabo Mansur Hadi para detener el avance de los hutíes proiraníes, que se hicieron con el control de amplios territorios, incluida la capital, Saná.

En respuesta los rebeldes dijeron haber lanzado este sábado ocho misiles en territorio saudita. Pero las autoridades sauditas afirmaron haber interceptado cuatro misiles en la fronterza ciudad de Jiza.

Con la proliferación de ataques contra los rebeldes, Arabia Saudita permanece firme, según los expertos, en su decisión de privilegiar una solución militar en el conflicto que ha provocado casi 10.000 muertos y una grave crisis humanitaria.

De acuerdo con la cadena El Ekhbariya, más de 50 rebeldes, incluidos dos comandantes, han muerto en la incursión a Saná.

La última tenía como blanco una reunión en la sede del ministerio del Interior, que preparaba los funerales de Saleh al Samad, líder del Consejo Político Supremo de los rebeldes (equivalente a presidente en los territorios controlados por los hutíes), asesinado el 19 de abril en una incursión reivindicada por la coalición, indicó la cadena saudita Al Arabiya.

– Funerales –

Miles de simpatizantes de los hutíes marcharon este sábado a mediodía por las calles de Saná por los funerales de Saleh al Samad, número dos de los rebeldes y asesinado con seis de sus compañeros, según un corresponsal de la AFP en el lugar.

Rebeldes con uniformes militares desfilaron frente al coche fúnebre seguido de otros seis vehículos cubiertos por la bandera yemenita.

Saleh al Samad es el responsable político rebelde más importante en ser abatido desde el inicio del conflicto. Su convoy fue atacado en Hodeida, en el oeste del país.

Este asesinato es «el mayor éxito de la coalición hasta ahora y eso indica que sus capacidades de inteligencia mejoran», según Adam Baron, experto del European Council on Foreign Relations. Pero en el pasado, los hutíes «perdieron líderes clave» y «lograron recuperarse», añade.

Desde hace seis meses, cuando los rebeldes dispararon por primera vez un misil hacia el aeropuerto de Riad, hubo una intensificación de los disparos de misiles de hutíes a la vecina Arabia Saudita.

– Visita de Pompeo a Riad –

Estos nuevos ataques coinciden con la llegada este sábado a Riad del nuevo secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, para sus primeros contactos con los dirigentes sauditas.

Las discusiones estarán dominadas por Irán, Yemen y Siria.

Riad y Washington acusan a Irán de proporcionar misiles a los hutíes. Teherán dice apoyar a los rebeldes yemenitas pero niega facilitarles armas.

El conflicto en Yemen poco a poco se fue convirtiendo en una «guerra subsidiaria» entre la sunita Arabia Saudita y el chiita Irán.

El 17 de abril, el nuevo emisario de la ONU para Yemen, el británico Martin Griffiths, prometió al Consejo de Seguridad proporcionarle «en un plazo de dos meses un marco de negociaciones», aunque sus antecesores no lograron poner fin a la guerra.

No obstante, se mostró prudente al tomar nota de la «multiplicación» de la violencia.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar