[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Cuando el Congreso de Estados Unidos vuelva a reunirse el 13 de noviembre, tendrá menos de un mes de plazo para sancionar la financiación de partes del gobierno federal y posiblemente confrontará por los fondos para construir el muro propuesto por el presidente Donald Trump en la frontera con México.

En una postura combativa, Trump dijo en una conferencia de prensa el miércoles que no podía comprometerse a evitar un cierre parcial del gobierno si el Congreso se niega a proporcionarle todos los fondos que quiere para su muro.

“Necesitamos el dinero para construir el muro, todo el muro, no partes de él”, dijo Trump a periodistas, días antes de que el Congreso retome sus sesiones entre mediados de noviembre y mediados de diciembre, y antes de que en enero asuman los congresistas elegidos en los comicios del martes.

Trump ha emitido varios ultimátums sobre la financiación del muro, con poco impacto, aun cuando su Partido Republicano ostentaba la mayoría en ambas cámaras del Congreso. Las elecciones del martes dieron a los demócratas el control de la Cámara de Representantes a partir de 2019.

Habiendo ganado el control de la Cámara baja en las elecciones, los demócratas dijeron que estarán incluso menos motivados que antes para cumplir con las demandas de Trump relacionadas con la construcción del polémico muro fronterizo.

Si las dos partes no pueden llegar a un acuerdo de financiamiento, habría un cierre parcial del gobierno.

Los legisladores llegaron a un acuerdo bipartidista en septiembre para financiar a gran parte del gobierno federal. La lucha por el dinero para construir el muro se retrasó hasta después de las elecciones, incluyendo solo fondos temporales hasta el 8 de diciembre para algunos servicios gubernamentales, incluida la Seguridad Nacional.

 

Fuente: Reuters

Imagen: Fotografia tomada de Reuters

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar