Brasil y España pletóricas; Alemania y Argentina siembran dudas

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

La ventana de marzo de amistosos, últimos antes de conocerse las listas mundialistas en mayo, se cerró este martes con los éxitos de España (goleada a Argentina por 6-1) y Brasil (1-0 ante Alemania), que dejan a su vez tocados a sus rivales.

Cierto que no eran más que amistosos de preparación, pero las dos grandes citas de esta jornada estaban llamados a dar pistas de lo que puede verse dentro de tres meses en Rusia, con enfrentamientos directos entre los cuatro grandes favoritos al título.

Argentina no pudo contar con su estrella Lionel Messi, que se quedó en la grada con molestias musculares, pero su ausencia tampoco explica la hecatombe de la Albiceleste.

El gran triunfador del partido fue Francisco Alarcón ‘Isco’, que no acaba de ser titular indiscutible en el Real Madrid pero se ha reivindicado como una de las piezas básicas de la España de Julen Lopetegui, rubricándolo con un triplete ante Argentina.

El hispano-brasileño Diego Costa había abierto el marcador (13) e Isco hizo el segundo (27), pero al filo del descanso Nicolás Otamendi rubricó el 2-1 (37) que daba esperanzas a los argentinos para la segunda parte.

Sin embargo, Isco volvió a castigar a la defensa argentina con otro gol en el 52, Thiago Alcántara hizo el 4-1 (55) y Iago Aspas rubricó el 5-1 (73), antes de que Isco completara su triplete personal (74).

España suma así su 18º partido sin perder desde que Julen Lopetegui se hizo cargo de la selección y siembra la duda sobre la dependencia de la Albiceleste respecto a Messi, a menos de tres meses para el Mundial.

Lopetegui trató de rebajar la euforia: «Hemos ganando ante un equipo con una historia fantástica y finalista del pasado Mundial… pero empezaremos la próxima Copa del Mundo con cero puntos».

Y Sampaoli admitió que «España nos abofeteó», aunque matizó: «Más allá de la jerarquía del rival para definir, creo sinceramente que la diferencia en el juego no fue tanta como en el marcador».

– Reencuentro tras el 7-1 –

Brasil, por su parte, ganó 1-0 en su visita a la campeona del mundo, Alemania, en un amistoso en Berlín, cuatro años después del recordado ‘Mineirazo’, gracias a un solitario gol de Gabriel Jesus (38).

Si entonces el equipo europeo humilló a la Seleçao con un 7-1 en Belo Horizonte, en semifinales de ‘su’ Copa del Mundo, esta vez fue la verdeamarilla la que amargó al equipo de Joachim Löw, en su primer enfrentamiento desde entonces, despejando un poco los fantasmas que persiguen a Brasil desde aquella fatídica noche de 2014.

«Lo que mostramos hoy fue un poco más de lo habitual. Era una cuestión de orgullo, después de todo lo que se ha dicho y se ha escrito», admitió el defensa de la Seleçao Thiago Silva.

Tras superar a Rusia por 3-0 el viernes, Brasil cierra de manera muy positiva una ventana que tenía más importancia de lo habitual, ya que la Seleçao no pudo contar con su estrella Neymar, lesionado.

«Nos faltó un jugador importante, Neymar, pero aprendemos a jugar sin él y eso es un desarrollo que demuestra nuestra fuerza», se enorgulleció el seleccionador Tite tras el partido.

La derrota ante Brasil termina con la racha de partidos seguidos sin perder para la Mannschaft, que queda en 22, a uno solo de la plusmarca de 23 que había establecido la selección con Jupp Derwall a los mandos en 1981.

– Triunfos de Francia y Bélgica –

Alemania jugó con muchos suplentes, pero la derrota podría crear dudas en el actual campeón, sobre todo teniendo en cuenta que tampoco ganó el viernes a España (1-1).

«No dominamos como de costumbre y la actitud de algunos jugadores no era la correcta, no pudimos presionarles arriba», criticó el seleccionador Joachim Löw.

Toni Kroos fue incluso más duro: «Hemos visto que no somos tan buenos como nos dicen y como creen algunos jugadores. Esta noche algunos jugadores tendrían que haber aparecido y no lo han hecho».

Del resto de la jornada de amistosos, destacar los triunfos de Francia y Bélgica, dos de las aspirantes a meterse en el podio final.

Los Bleus derrotaron por 3-1 a Rusia, con doblete de Kylian Mbappé, mientras que los Diablos Rojos golearon a Arabia Saudita por 4-0, con triplete de Romelu Lukaku.

Cuatro días después de vencer a Holanda (1-0), Inglaterra empató 1-1 contra Italia en dos partidos ante selecciones históricas, pero que no se clasificaron para Rusia.

Colombia, que el viernes derrotó a Francia por 3-2, empató a cero goles esta vez contra Australia y peor les fue a las selecciones centroamericanas: Costa Rica perdió 1-0 ante Túnez y Panamá fue goleada por Suiza (6-0), rival mundialista de la Seleçao.

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar