Bolsonaro exige ‘castigo’ para militar detenido con cocaína en España

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, exigió este miércoles que el militar brasileño detenido en España con una maleta en la que llevaba 39 kilos de cocaína reciba un ´castigo severo´ y subrayó que su gobierno no ´tolerará esa falta de respeto´ al país.

El militar de la Aeronáutica detenido integraba el equipo de apoyo que el Gobierno brasileño envió a la ciudad japonesa de Osaka, donde el presidente asistirá a la Cumbre del G20 este viernes.

El mandatario, quien ya había confirmado la información del arresto a través de su cuenta de Twitter, volvió a comentar el asunto este miércoles en su red social y calificó el episodio de ´inaceptable´.

«A pesar de que no hay relación con mi equipo, el episodio ocurrido en España, es inaceptable. Exigí investigación inmediata y castigo severo al responsable por el material estupefaciente encontrado en el avión de la FAB (Fuerza Aérea Brasileña). No toleraremos esa falta de respeto a nuestro país», recalcó el jefe de Estado.

Por su parte, el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourão, tildó de ´mula calificada´ al oficial de aviación, un sargento, según divulgó la prensa local, que fue detenido en el aeropuerto de Sevilla el martes y llevaba la droga en 37 tabletas, dijo la Guardia Civil.

La ruta de vuelo del presidente de Brasil fue alterada y, en vez de realizar la escala prevista en Sevilla, su avión aterrizó en Lisboa, indicó la asesoría de comunicación del Palacio de Planalto, sin confirmar que el cambio de planes estuviese relacionado con la detención.

«Es obvio, por la cantidad de droga que estaba llevando, que no la compró en la esquina y la llevó. Estaba trabajando como mula, como mula calificada», dijo Mourão a periodistas en las afueras del palacio de gobierno.

Más temprano, Mourão, quien asumió la presidencia en ausencia de Bolsonaro, dijo en una entrevista radial que el militar era parte del grupo de avanzada que debía sumarse a la comitiva presidencial en el regreso, aunque la asesoría de comunicación de Planalto afirmó que solo formaba parte de un equipo de reserva.

Mourão admitió que hubo precedentes, sin especificarlos. «Las Fuerzas Armadas no son inmunes a ese flagelo de la droga (…) No es la primera vez que ocurre, sea en la Marina, en el Ejército, en la Fuerza Aérea. Ahora la legislación va a cumplir su papel y ese elemento va a ser juzgado por tráfico internacional de drogas y tendrá una condena bien pesada».

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar