Birmania elige presidente a un estrecho aliado de Aung San Suu Kyi

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El parlamento eligió este miércoles presidente de Birmania a Win Myint, un aliado de Aung San Suu Kyi, que seguirá dirigiendo de facto el país.

Win Myint, de 66 años, reemplaza a Htin Kyaw, que la semana pasada, tras dos años en el cargo, renunció a la presidencia alegando la necesidad de descansar.

Suu Kyi no puede acceder a la presidencia debido a que la Constitución, redactada por los militares antes de abandonar el poder, impide el acceso a la función presidencial a cualquier persona que tenga hijos con un extranjero.

Suu Kyi estuvo casada con Michel Aris, un británico nacido en La Habana, con quien tiene dos hijos de nacionalidad británica.

Desde 2015, tras la victoria de su partido en las elecciones, Suu Kyi ocupa un puesto de Consejera de Estado.

Win Myint «obtuvo la mayoría de votos y es elegido presidente del Estado», declaró este miércoles el presidente del parlamento, Mann Win Khaing Thanwill.

Win Myint, que la semana pasada renunció a la presidencia de la Cámara de Representantes de Birmania, obtuvo dos tercios de los votos del parlamento, dominado por la Liga Nacional para la Democracia (NLD), el partido de Suu Kyi.

Win Myint, exabogado y expreso político, fue un camarada de disidencia de Aung San Suu Kyi desde 1988.

«No hará nada contra ella», dijo Yan Kyaw, analista político de Rangún, al referirse al nuevo presidente.

«Las cosas deberían seguir con normalidad, ya que el puesto de presidente es claramente honorífico desde la creación del cargo de consejera de Estado que ocupa Aung San Suu Kyi», explicó Mael Raynaud, especialista en Birmania.

Cuando dirigió la Cámara de Representantes, Win Myint «ejerció un control estricto sobre los diputados», dijo por su parte Khin Zaw Win, un analista.

Fue contrario a la abolición de una controvertida ley sobre la difamación en línea, por la cual decenas de personas enfrentan juicios por haber criticado al gobierno a las Fuerzas Armadas.

La elección del nuevo presidente se produce en un contexto complicado para Suu Kyi.

Birmania está acusada por la ONU de haber realizado una limpieza étnica de la población rohinyá, una minoría musulmana que vive en el oeste del país. Cerca de 700.000 de ellos se han refugiado en Bangladés para huir de la violencia.

Aunque Aung San Suu Kyi sigue contando con la confianza de su pueblo, la premio Nobel de 1991 ha sido señalada por su falta de compasión con los rohinyás y por su silencio sobre el papel que ha tenido el ejército.

burs-rs/ssm/sm/zm/ra

Fuente: AFP

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar