Alza de precios del petróleo enfrentan cambio en la marea por abundantes suministros

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

La racha ganadora de dos años que ha vivido el mercado petrolero afronta una de sus mayores pruebas en meses, ante un mayor suministro y la preocupación creciente de que la debilidad económica impactará la demanda mundial.

Tras superar hace un mes los 75 y 85 dólares por barril, tanto el Brent como el West Texas Intermediate lidian con una inmisericorde ola de ventas. Los precios habían sido apoyados por un tiempo por expectativas de que las sanciones de Estados Unidos contra Irán reducirían el abastecimiento.

Pero en la última semana los tres mayores productores de crudo del mundo -Rusia, Arabia Saudita y Estados Unidos- informaron que estaban bombeando a niveles récord o cerca de sus máximos. Además, Estados Unidos declaró que permitiría que algunos compradores siguieran importando petróleo iraní, con lo que la amenaza de una restricción en la oferta disminuye.

Esos factores, junto con recientes datos débiles de la economía china y otros mercados emergentes, han hecho que la atención vuelva hacia el temor a un superávit, derribando los futuros del WTI a mínimos desde abril e interrumpiendo el movimiento alcista.

El mercado del crudo subió anticipando la reimposición esta semana de las sanciones de Estados Unidos contra Irán y por preocupaciones de que la oferta de productores como Arabia Saudita no sería capaz de cubrir la brecha dejada por Teherán.

Sin embargo, el viernes Washington dijo que permitiría exenciones temporales a varios países para seguir comprando crudo iraní después del domingo, cuando entran en vigor las sanciones.

Para el Brent, Razaqzada ve un rango entre 69,50 y 69,60 dólares. El analista estimó que si el referencial descendiera de ese tramo, podría verse una corrección mucho mayor.

 

Fuente: Reuters
Imagen: Fotografia tomada de Reuters

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar