Washington otorga exenciones a grandes compradores de petróleo de Irán, pese a nuevas sanciones

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Estados Unidos reintrodujo el lunes sanciones contra el sector petrolero iraní, pero le dio a algunos de los aliados más cercanos de Washington exenciones que permiten a importantes clientes de Teherán, mayormente en Asia, seguir comprando crudo por ahora.

El gobierno del presidente Donald Trump restableció medidas que se habían levantado bajo un pacto nuclear de 2015, con 300 sanciones nuevas para debilitar la industria petrolera iraní. Teherán declaró que seguiría vendiendo crudo y no cumpliría las sanciones.

Sin embargo, el viernes Estados Unidos dijo que permitiría que ocho jurisdicciones siguieran importando crudo iraní, aunque no las identificó. Las exenciones tendrán una vigencia de 180 días y se otorgaron sobre la base de que los clientes ya habían bajado sus compras y las disminuirían a futuro.

Corea del Sur dijo el lunes que era una de las naciones con el beneficio para seguir importando condensado, un tipo de crudo súper ligero que es clave para la industria petroquímica sudcoreana. Japón señaló que estaba en una comunicación estrecha con Estados Unidos sobre las medidas, sin dar más detalles.

Otros compradores asiáticos de crudo iraní, incluyendo a China e India, también quieren estar libres de la restricción, pero el lunes todavía no estaban claros los volúmenes que se les permitiría adquirir.

Algunos países europeos también podrían recibir exenciones.

“Las sanciones de Estados Unidos contra Irán resultaron ser menos severas de lo que se anticipó previamente”, afirmó Hussein Sayed, estratega de la correduría FXTM. “Eximir a ocho países (implica) que el crudo iraní seguirá fluyendo y que ya no hay riesgos de un déficit del suministro”.

 

Fuente: Reuters
Imagen: Fotografia tomada de Reuters

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar