[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Las abejas, moscas, escarabajos, polillas, mariposas, aves nativas e introducidas, entre otros animales, ofrecen sus servicios de polinización para entre el 78 y el 94 por ciento de todas las plantas con flores silvestres del mundo, y alrededor del 75 por ciento de los principales cultivos alimentarios.

El Dr. Saul Cunningham, de la Universidad Nacional de Australia, habló sobre la agricultura moderna.

¿Qué tanto depende la agricultura de la polinización?
Los polinizadores son importantes para la producción de muchos cultivos, pero la mayoría no dependen 100 por ciento de ellos, como el arroz. No es una discusión de todo o nada. Aunque son importantes, no ayuda pensar que el declive de estos animales nos va a causar hambrunas.

¿Entonces cuál debería ser el argumento?
La pérdida de polinizadores es un problema económico, especialmente para los productores que no obtienen una producción eficiente, pero eso no significa que vayamos a morir de hambre. Lo que sí es cierto, es que muchos de los cultivos que amamos, culturalmente valiosos, sí necesitan de ella. ¿Te gusta el chocolate o el café? Pues no son esenciales para la seguridad alimentaria, pero tienen un enorme valor.

¿Qué tan relacionado está el declive de los polinizadores con el cambio climático?
Esto es distinto. Poniendo a la polinización de un lado, la producción agrícola sí está teniendo cambios sustanciales como consecuencia del aumento de la temperatura?

¿Pero por qué los separa?
Podemos hacer agricultura mucho mejor si pensamos en incorporar a los polinizadores en el proceso y también a los enemigos naturales (que se comen las plagas). Si solo pensamos en cómo hacer la agricultura más resiliente en el futuro, estoy absolutamente convencido de que parte de la solución es entender el rol de la biodiversidad ahí.

¿Cuáles son los principales factores de su declive?
Hay que separarlos en dos grupos: casi siempre que hablamos de este declive nos referimos una especie: la abeja (‘Apis mellifera’), que tiene desafíos relacionados con enfermedades, el hecho de vivir en paisajes simples sin diversidad de especies florales, y por las interacciones con pesticidas, que pueden hacer su sistema inmune más débil y las vuelve vulnerables. ¡Pero hay 20.000 especies de abejas en el mundo! Ahora, la mayoría de la polinización en el planeta se hace por otros animales, y estos padecen las mismas amenazas que otras especies: pérdida y transformación de sus hábitats, y el cambio climático.

¿Hay una relación entre la deforestación y la pérdida de polinizadores?
Globalmente, la principal causa de la pérdida de biodiversidad es la agricultura. Cuando se simplifica un ecosistema, por ejemplo trasformando un bosque en un campo, eso reduce la diversidad de los polinizadores. Pero lo que intento que la gente entienda es que podemos hacer agricultura de una manera distinta, usando los polinizadores como aliados.

Un país como Colombia puede ser una despensa agrícola, por supuesto, pero eso no significa que deba existir una expansión de esta. Tal vez no sea la mejor solución. Hay que mirar cuáles son los buenos negocios que deben desarrollar para no destruir el gran valor que tienen: una biodiversidad fantástica. No quieren hacer algo de lo que se puedan arrepentir; hay que hacerlo de una manera inteligente, sin crear un problema innecesario.

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar