[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El sistema Watson, que opera desde agosto, hace análisis de contexto de similitudes como ‘modus operandi’, características físicas de los agresores, así como tipos de armas y vehículos usados, permitió rastrear a los integrantes que estarían vinculados a 58 casos registrados en 8 departamentos del país.

Se estima que podrían ser más de dos mil millones de pesos lo que podrían haber conseguido los integrantes de la organización señalada de robar a incautos a quienes les ofrecían quedarse con una supuesta caleta millonaria de las Farc.

Según la Fiscalía, los delincuentes decían a sus víctimas que un alto oficial había logrado ubicar una caleta con dólares de la guerrilla y que excomandantes de las Farc la habían mantenido oculta para no entregarla como parte de las negociaciones de paz. A los incautos les entregaban dólares reales, como muestra de lo que estaría oculto en medio de la selva, y se comprometían a entregar las divisas por la mitad de su valor real.

Luego les ponían una cita a los incautos en la que sería entregada parte de la guaca. Para dar credibilidad a la historia mostraban a sus víctimas fotos de camuflados y otros elementos que supuestamente pertenecían a los guerrilleros que escondieron la supuesta caleta millonaria.

Al llegar las víctimas al lugar acordado con parte del dinero que iban a dar a cambio de los dólares eran amenazadas por al menos seis personas armadas y encapuchadas que se llevaban el dinero además de todos sus objetos personales.

El sistema Watson del ente acusador, que ya ha permitido aclarar otros crímenes, permitió acumular las denuncias de las víctimas logrando establecer que la red pasó por Tolima en donde hay 19 denuncias, Cundinamarca (24 casos), Santander (4 casos), Boyacá (4 casos), Meta (3 casos), Cauca (2 casos) y Valle del Cauca y Quindío con un caso en cada departamento.

Por esos hechos ya fueron judicializadas cuatro personas y se mantienen las investigaciones para llegar a otros integrantes de la red.

A los dos primeros capturados un juez les dio medida de aseguramiento, estar personas son identificados como Yeison Jair Triana Real y Leidy Marcela Galindo, a quienes les imputaron los cargos de secuestro simple, hurto calificado y agravado, y tráfico, fabricación o porte ilegal de armas de fuego.

A ellos se les imputaron tres hechos puntuales registrados entre 2016 y 2018 en Melgar y Carmen de Apicalá (Tolima), en donde se habrían quedado con 93 millones de pesos además de celulares, computadores y otras pertenencias que llevaban consigo las víctimas al momento de los hechos.

Los otros dos capturados en Fusagasugá (Cundinamarca) son dos esposos que habrían participado en el caso en Melgar. En la investigación se encontraron comprobantes de giros de dólares y una máquina para verificar la autenticidad de esa divisa.

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar