En marcha plan que busca sacar del analfabetismo a 11 mil personas

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Según el Departamento Nacional de Planeación (DNP), el Cesar está entre los tres con la más alta tasa de analfabetismo de la Costa Caribe colombiana.

Este cálculo se determinó a partir de información del Dane y una Encuesta de Educación y Escolaridad realizada por Drummond que también dejó al descubierto que en los municipios carboníferos, hay más de 11.000 jóvenes y adultos iletrados.

Para contrarrestar esta problemática, Drummond Ltd, en coordinación con la Caja de Compensación Familiar del Cesar (Comfacesar), vienen realizando ciclos formativos a la población a través del programa «Alfabetízate, movimiento en el aula», que ya ha beneficiado 500 personas analfabetas.

El proyecto, alineado con las políticas públicas nacionales y locales brinda procesos de formación en competencias básicas de lenguaje, matemáticas, ciencias sociales, ciencias naturales y competencias ciudadanas.

Esta iniciativa está dirigida a personas mayores de 14 años que nunca accedieron a la educación formal o que desertaron sin culminar al menos el segundo o el tercer grado de educación básica.

«El programa me cambió la vida. Mi madre era cabeza de familia, y nosotros éramos ocho hermanos, por lo que estando en segundo de primaria yo misma tomé la decisión de salirme del colegio para ayudarla. Entonces, no sabía leer, escribir ni expresarme. Hoy en día, ayudo en las tareas a mi nietos. Lo que más me gusta es que ya entiendo por qué tenía que aprender todo lo que me enseñaron», precisó María de la Cruz Urbay Sierra, participante del proyecto en La Jagua de Ibirico.

Método con buenos resultados

La iniciativa ha generado resultados positivos que permiten a los estudiantes entender que, a través del conocimiento, pueden mejorar su calidad de vida. «Hemos visibilizado a los beneficiados que pueden aprender a hacer cálculos de los litros de leche o de las manzanas que producen. El balance de esta primera fase es positivo, y hasta ahora no se ha presentado ninguna deserción en el programa», afirmó el coordinador de Comfacesar, Wilber José Mejía.

El modelo educativo se basa fundamental en el aprendizaje autónomo,  en el que los participantes avanzan de acuerdo a su propio ritmo y no bajo la presión de una evaluación.

«Además, no tienen un profesor, sino un agente educativo que es un movilizador del conocimiento y, a través de dinámicas de grupo y el involucramiento del contexto cultural, logra motivar a que los estudiantes analicen en qué deben seguir trabajando para mejorar su desempeño», manifestó el coordinador.

‘Alfabetízate, movimiento en el aula’ también hace parte del desarrollo integral de la estrategia de Responsabilidad Social Corporativa de Drummond, con el que pretende además, generar alianzas educativas de impacto social, que fortalezcan las capacidades locales y promuevan el capital humano para facilitar el acceso a oportunidades en las comunidades del área de influencia carbonífera.

La segunda fase del proyecto comenzará en el segundo semestre de este año, ya que el proyecto está línea con la organización a la agenda de desarrollo sostenible de la ONU, aportando al ODS 4, que propende por el logro de una Educación de calidad, aportando al cumplimiento de la meta de contribuir a que todos los jóvenes y al menos una proporción sustancial de los adultos tengan competencias de lectura, escritura y aritmética.

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar