El ministro de defensa Guillermo Botero en compañía del fiscal general Néstor Humberto Martínez, altos mandos del Ejército, el alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos y el directo de la Policía, Óscar Atehortua han dado a conocer los primeros resultados de las investigaciones que se vienen haciendo sobre el atentado cometido en la mañana de este jueves e la Escuela de Cadetes General Santander y, confirmaron la participación del ELN en este atentado.

Las primeras medidas ya fueron tomadas frente a lo ocurrido, según el ministro de defensa. Lo primero que se ordenó son los respectivos controles a la entrada y salida de todas las ciudades del país. Por otro lado, pidió la activación del sistema de recompensas que será anunciado en las próximas horas y se buscará la extinción de dominio de los bienes de este grupo guerrillero.

El autor material fue identificado en un tiempo record y Botero aseguró que era miembro activo del ELN, conocido con los alias de El Mocho o Kiko. Las autoridades pudieron establecer que esta persona era un experto explosivista y que hacía parte de esta organización hace 25 años. Fue cabecilla de varios frentes del ELN y perdió su mano derecha entre 2008 y 2010.

Se determinó que el vehículo que se usó para este acto terrorista fue aduirido por José Aldemar Rojas el 11 de mayo del año pasado, lo que da indicios de que esta operación se estaba planeando desde hace más de 10 meses. El ministro aclaró que el vehículo ingresó a la escuela por la puerta donde se reciben los camiones de carga pesada. Allí no hubo intervención de ningún perro antiexplosivos pues están dispuestos únicamente en la entrada principal de la institución.

El fiscal Néstor Humberto Martínez hizo un resumen del recorrido que tuvo la camioneta Nissan Patrol minutos antes de lograr su cometido en la Escuela de Carabineros. Según se pudo conocer por medio de las cámaras de seguridad de la Policía, el vehículo hizo un recorrido por la Avenida Villavicencio y hacia las 9:25 a.m. se estacionó en la estación de Transmilenio de Venecia, allí una persona desciende del vehículo. Luego de esto siguió su recorrido hacia la escuela, hasta que ingresa en ella hacia las 9:32 de la mañana.

Gracias a los registros de seguridad de la escuela, se consultó el RUNT y se identificó como propietario a José Aldemar Rojas. Se obtuvo el registro fotográfico de Rojas en la Registraduría y se hizo cotejo con los guardias de seguridad de la puerta por donde ingresó, así se confirmó que Rojas era el conductor del vehículo. Adicional a esto se hizo una necrodactilia de la mano izquierda del Mocho se pudo identificar plenamente.

La Fiscalía realizó el trazo jurídico del vehículo donde fue encontrando que el 13 de febrero de 2017 fue adquirida por Mauricio Mosquera alias «Macancan», vinculado al Eln y procesado por los delitos de rebelión, concierto para delinquir y terrorismo. Luego, en 2018 fue traspasada a alias «El Mocho».

El fiscal Martínez afirmó que gracias a interceptaciones que lograron recuperar de José Aldemar Rojas, se pudo identificar a otro de los presuntos autores de este atentado, quien en horas de la madrugrada del viernes fue capturado en el barrio Los Laches, al sur de Bogotá. El hombre fue identificado como Ricardo Andrés Carvajal Salgar, quien por vía telefonica reconoce su participación en grado de autor en el atentado, según informó el fiscal. Para finalizar, el fiscal confirmó que se imputará responsabilidad a titulo de determinadores, autores intelectuales a  los miembros del Coce del Eln.

Fuente: El Espectador

Te puede interesar