El país, en busca de oportunidades en China y Estados Unidos

[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Colombia se puede convertir, a la vuelta de unos años, en uno de los principales países de Latinoamérica que albergue a empresas estadounidenses que hoy operan en China y que se están viendo afectadas por la guerra arancelaria que desde hace más de un año libran estas dos potencias.

Se trata de 65 compañías de distintos sectores, entre las que se destacan productoras de maquinaria, químicos y productos farmacéuticos, dijo María Claudia Lacouture, directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana (AmCham Colombia), tras destacar que las oportunidades que se le están dando al país en medio de esta coyuntura no solo están por el lado de mayores exportaciones de productos, sino también de la inversión.

Dijo que desde hace algunos meses se dieron a la tarea de buscar empresas estadounidenses con presencia en el gigante asiático que estuvieran siendo afectadas por las medidas arancelarias de la administración Trump y el resultado fue ese grupo con alto potencial de inversión en el país.

Lacouture destacó que el barrido permitió establecer que, por ejemplo, de ese puñado de compañías ´gringas´, 25 no tienen presencia en ningún país de Latinoamérica, mientras que 34 están en Brasil y 21 en México.

Cifras de AmCham Colombia indican que 47 de las empresas de ese listado obtuvieron ganancias de US$ 244.157 millones en 2018; 32 sumaron ventas por US$ 363.000 millones, mientras 55 generan más de 1,3 millones de empleos a nivel global.

«Una vez identificadas esas oportunidades de inversión con estas empresas, algunas de las cuales ya han iniciado su proceso de reubicación en México, junto con ProColombia y la embajada de Colombia en Estados Unidos daremos a conocer las ventajas de Colombia para atraer esa inversión hacia el país», precisó la directora.

Esta coyuntura global representa una gran oportunidad para atraer inversión y elevar la cuota del país en las cadenas globales de valor, que hoy es muy baja.

Frente a las oportunidades para los exportadores colombianos en medio de esta guerra comercial, la directiva destacó que son varias y que un ejercicio realizado por Am Cham permitió detectar esos sectores y estados del país del norte en donde los empresarios pueden encontrar mercados para sus productos.

El estudio revela que los productos de aluminio colombianos tienen mayor preferencia frente a los chinos, siendo el estado de La Florida uno de los principales destinos. Las puertas, ventanas, marcos y umbrales de aluminio cuyas exportaciones crecieron el año pasado 27,5 por ciento, en los primeros cinco meses del 2019 lo hacían a un ritmo del 58,6 por ciento anual.

El polipropileno, si bien no mantiene las altas tasas de crecimiento del 2018, continuaban avanzando sus ventas a Estados Unidos en 7,9 por ciento a mayo, logrando unos 6,4 millones en ese periodo.

Los transformadores dieléctricos, los copolímeros y otros productos (codos, curvas y roscados de fundición de acero o hierro) siguen con buena demanda en dicho mercado.

Lacouture llamó la atención, no obstante, frente a productos como las fajas colombianas, que representan hoy el 87 por ciento de las compras de ropa que hizo Arizona al mundo; el crecimiento de 68 por ciento de las exportaciones de toallas para tocador y cocina a Nevada; los equipos colombianos de aspersión para agricultura por 2,2 millones de dólares que Luisiana adquirió, así como el incremento del 127 por ciento en las ventas de pantalones de algodón colombiano a Nueva York en 2018.

También destacó el repunte de 1.234 por ciento de las exportaciones del sector de autopartes a Mississipi y el hecho de que Colombia acapare el 15 por ciento del azúcar importado por Washington y el 17,6 del de las mermeladas.

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar