[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

«La única manera de generar confianza es liberando a todos los secuestrados y poniendo fin a todos los hechos criminales».

Durante la ceremonia de transmisión de mando de la cúpula de las Fuerzas Militares en la Escuela Militar José María Córdova, el presidente, Iván Duque, respondió de manera tácita el anuncio de tregua realizado por el Eln.

El Presidente aseveró que en estas fechas decembrinas se ha vuelto costumbre que los grupos al margen de la ley hagan anuncios de tregua. «Yo no voy a entrar a calificar esos gestos o decisiones porque las Fuerzas Militares no descansan ya que su deber es proteger a los ciudadanos a toda hora», señaló resaltando las cualidades militares y humanas de los oficiales designados a quienes les reitero que su prioridad debería ser la consolidación de la seguridad en todo el país.

Duque aseguró que en el desarrollo del Plan Bicentenario las Fuerzas Militares deben ser implacables contra el ‘clan del Golfo’, los ‘Pelusos’ y los ‘Caparrapos’, los grupos que buscan desestabilizar la seguridad para los ciudadanos.

El Jefe de Estado señaló que en Colombia se debe a acabar con el narcotráfico, el secuestro y con calificativos como cabecilla porque el país «tiene que volver a sentir que la seguridad es su mayor patrimonio».

De igual forma afirmó que las Fuerzas Militares son el «estandarte y baluarte de nuestra Constitución (…) Aquí no hay cúpulas de la Paz o cúpulas de la guerra».

Como comandante de las Fuerzas Militares, asumió el mayor general Luis Fernando Navarro Jiménez; del Ejército, mayor general Nicacio de Jesús Martínez Espinel; de la Armada Nacional, vicealmirante Evelio Enrique Ramírez Gáfaro y de la Fuerza Aérea Colombiana, mayor general Ramsés Rueda Rueda.

En la mañana el general Óscar Atehortúa asumió el mando de la Policía Nacional.

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar