[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, respondió en la mañana del sábado a la petición del presidente Iván Duque de capturar a los diez negociadores de paz de la guerrilla del Eln que permanecen en la isla y entregarlos a las autoridades diciendo que «actuará en estricto respeto a los protocolos del diálogo de paz firmados entre el Gobierno y el Eln, incluido el protocolo en caso de ruptura de la negociación. Está en consulta con las partes y otros garantes».

El protocolo en caso de ruptura mencionado por Rodríguez hablaría de que, en caso de darse por terminado el proceso, los negociadores contarían con el respaldo de un país amigo para su movilización.

El mandatario colombiano señaló hoy desde Fresno, en el Tolima, que «lo que se presentó esta semana no es la ruptura de unos diálogos, porque nosotros no habíamos hecho presencia en esa mesa esperando que cesaran los actos criminales, lo que se presentó no fue una diferencia de opiniones, lo que se presentó fue un acto criminal violador de los derechos humanos».

«Por eso le pedimos al gobierno cubano que entregue a esos criminales para que se haga justicia. No más chantajes, con la violencia no se gana el oído del Estado, con la violencia no se gana el oído de la sociedad», añadió el presidente Duque.

El presidente, al terminar todos los «beneficios otorgados a ellos (los negociadores del Eln) en el pasado», estaría implicando inclusive los protocolos acordados por el gobierno anterior con Cuba en caso de terminación del proceso.

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar