[vc_row el_class=»post-content»][vc_column][vc_column_text]

Aunque la Procuraduría General de la Nación abrió una investigación y decidió suspenderlo de su cargo por tres meses tras la agresión al concejal, Jhon Claro, el pasado 28 de noviembre, la Alcaldía de Bucaramanga, mediante un comunicado informó que el alcalde, Rodolfo Hernández, no ha sido notificado oficialmente.

«El señor Alcalde aún no ha sido notificado de la decisión. A la espera de dicho proceso y su posterior evolución en el marco de la Ley, la administración y el gabinete municipal en pleno reafirman su total determinación por defender los principios y propósitos del señor Alcalde de Bucaramanga y del Gobierno de los Ciudadanos», señaló en un comunicado la entidad.

El Ministerio Público adelanta acciones disciplinarias en su contra, por quejas relacionadas con actitudes comportamentales desde el 2017 que habrían podido llevar a conductas reiteradas de vulneración a derechos como la dignidad y el buen nombre de quienes están en su entorno político.

«Para el Ministerio Público constituye un agravante que estos presuntos comportamientos reiterativos hayan escalado de las agresiones verbales a la física, lo que darían cuenta de serios elementos de juicio», señaló la Procuraduría.

La investigación disciplinaria usará diferentes pruebas, entre ellas, recibirle declaración juramentada al concejal para que amplíe las circunstancias de tiempo, modo y lugar en las que se presentaron los hechos.

Asimismo, el alcalde Rodolfo Hernández podrá ser escuchado en versión libre.

Fuente: El Tiempo

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Te puede interesar